Pasar un fin de semana en Madrid e ir a ver al Real Madrid

0
(0)

Una escapada de fin de semana en un apartahotel en Madrid es una de las mejores opciones que pueden existir para recargar baterías, ya que la capital española lo tiene todo: Una arquitectura asombrosa, edificios de todo tipo, una gastronomía única, gran movimiento durante todo el año y, por supuesto, el Bernabéu.

Las opciones para ver, vivir y sentir en Madrid son prácticamente ilimitadas, pero hemos preparado un itinerario de viajes accesible para el fin de semana.

Todas las alternativas aquí enlistadas pueden intercambiarse según los gustos, presupuestos y objetivos del viaje, sin embargo, hemos establecido algunos puntos imprescindibles para combinar con la atracción principal: una visita a la casa del equipo Real de Madrid.

La Puerta del Sol

La Puerta del Sol es el punto central de cualquier incursión a Madrid, siendo la plaza más famosa de la ciudad y uno de las zonas más concurridas.

En los alrededores de la Puerta del Sol se encuentra una amplia variedad de calles comerciales y locales donde pasar el rato, por lo que es el principal objetivo a visitar al llegar a la capital.

Aprovechando la cercanía, sería un buen momento para adentrarse a la famosa Vía madrileña, uno de los bulevares más famosos de Madrid y de toda España. Ahí se pueden encontrar buenos restaurantes, tiendas y edificios famosos.

Si se ha llegado el viernes con tiempo lo mejor es saltar directamente a la siguiente zona.

Calle Alcalá

Partiendo por el este de la Puerta del Sol (después de haber tomado muchas fotos) nos encontraremos con la calle más larga de toda Madrid, la Calle Alcalá.

En ella se encuentran varios de los símbolos más imponentes y representativos de la capital española: La Osa y el Madroño. A estos dos imperdibles se le suma un tercero: el Edificio Metrópolis.

Si se dispone de tiempo suficiente, no hay como acercarse a uno de los patrimonios artísticos más grandes de la región: El Círculo de Bellas Artes.

Para no hacer el recorrido del primer día demasiado largo, se puede concluir el paseo en la estatua de la Cibeles o directamente en La Puerta de Alcalá.

Llegada la tarde/noche es hora de regresar al apartahotel o quedarse un rato más disfrutando de la vida nocturna cerca de la Puerta de Sol o en los alrededores de la Gran Vía.

Tour Bernabéu

Para los que han planificado su escapada de fin de semana con la intención de ver al Real Madrid o estar tan cerca como se pueda, lo mejor es adquirir un Tour por el Bernabéu, con acceso a las zonas VIP exclusivas del equipo, el museo, el terreno de juego y el palco presidencial.

Un acercamiento a la Ciudad deportiva del Real Madrid también puede ser una opción, pero, considere que se requieren accesos especiales para ello.

También es posible optar por uno de los 85.000 puestos disponibles para admirar un partido y sentir el latido blanco en su máximo esplendor, en cuyo caso se recomienda planificar el viaje al detalle con la mayor anticipación posible.

Calle Mayor y Plaza Mayor

Si termina con tiempo del Tour y queda con ánimo suficiente para seguir conociendo, el siguiente punto del día dos puede ser un tranquilo recorrido por la Calle Mayor (saliendo de la Puerta del Sol) y los alrededores de la Plaza Mayor.

La zona ofrece un enorme volumen de edificios históricos muy bien cuidados, las famosas cuevas (restaurantes tradicionales), el Mercado de San Martín y ya finalizando la imperdible catedral de la Almudena.

Lo ideal sería aprovechar la ida del sábado, ya que no permite el acceso al público los días domingo.

Palacio Real

El palacio Real es el edificio de su tipo más grande en toda Europa y cuyos jardines son todo un espectáculo digno de recorrer al detalle (o al menos para sacar un par de fotos con las que presumir).

Se encuentra bastante cerca de la Catedral de la Almudena y es un excelente punto de cierre para el día número dos, al que se puede incluir una entrada guiada al Museo del Prado.

Llega la hora de regresar al apartahotel y esperar al día siguiente o seguir explorando un poco de la vida nocturna. Todo dependerá de la energía sobrante después de tantas aventuras.

Cierre del recorrido: La Latina, Lavapiés y Huertas

No nos quedábamos cortos cuando dijimos al inicio de que las opciones para ver y experimentar en Madrid son prácticamente ilimitadas. Para quienes disponen de un extra de tiempo de domingo en esta escapada de fin, lo ideal sería un recorrido por algunos de los Barrios más icónicos de la capital.

Partiendo desde la Puerta del Sol (que ya mencionamos que veríais mucho) se puede llegar hasta el metro de La Latina, en donde se puede planificar un viaje a través de las plazas principales de la zona.

Museos, miradores y espectáculos de flamenco les esperan a los más aventureros.

Acto seguido corresponde el colorido barrio de Lavapiés que hace las veces de nexo cultural e histórico de la capital. Hay literalmente de todo, desde mercadillos, alfarerías y manualidades hasta un centro de artes tradicionales.

Después de una cerveza o un buen café y, por supuesto de haber visitado el Rastro, seguimos hasta Huertas. También conocido como el barrio de las Letras, este sería el punto final perfecto de una caminata de domingo, lleno de cafeterías para descansar un rato, tras mirar la cuidada arquitectura histórica y visitar las plazas, museos y casas de escritores famosos.

Puntúa este contenido

Puntuación: 0 / 5. Votos: 0

Miguel Medina
Especialista en Comunicación Digital y Social Media. Content Manager, Editor y Redactor de Contenidos Web en diferentes revistas y medios de prensa online. Prosélito devoto del Lean Writing.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre