Esto es lo que cuesta fabricar un traje espacial

Al público en general le llama mucho la atención todo lo relacionado con los astronautas, incluyendo sus excepcionales trajes. Sin embargo, pocos habrán llegado a preguntarse cuánto cuesta y cuánto tiempo requiere confeccionar este accesorio que es primordial para aquellos que tienen el privilegio de viajar al espacio.

Los trajes espaciales mantienen seguros a los astronautas para que no pierdan el conocimiento por la falta de oxígeno, ni sus cuerpos sucumban ante la radiación o por la poca o nula presión del aire en un ambiente tan hostil como el espacio. Pero, ¿cuál es la historia de estos trajes que ayudaron a los humanos a llegar hasta la Luna?

Del Apollo 11 a la época actual

Según la NASA, los trajes espaciales que llevaban Neil Armstrong y su equipo cuando pisaron la Luna en 1969 fueron hechos a medida por la empresa estadounidense ILC Dover, que en sus inicios era conocida con el nombre de Playtex y fabricaba ropa interior femenina.

Cada astronauta del Apollo 11 tenía 3 trajes disponibles: para el vuelo, para el entrenamiento y otro de respaldo.

Esto es lo que cuesta fabricar un traje espacial
Esquema de las partes de un traje espacial. (NASA)

Un traje espacial tiene aproximadamente 3/16″ de espesor y está compuesto de 11 capas de materiales. Hoy en día no se hacen a medida, sino que se fabrican sus componentes por separado y en diferentes tamaños.

En cuanto a los materiales, se utiliza mylar aluminizado (para el control térmico), nylon recubierto de neopreno, dacrón, nylon recubierto de uretano, tricot, nylon spandex, acero inoxidable, teflón y otros compuestos de alta resistencia.

Tiempo versus dinero

Para ILC Dover hacer un traje espacial es cuestión de tres meses, pero una persona normal que tuviera a su disposición todos los materiales necesarios tardaría hasta dos años y medio en fabricar uno, unas 5.000 horas de trabajo duro.

Según la propia empresa, el precio es de unos 12 millones de dólares para los modelos estándar. No obstante, la NASA ha indicado que es difícil calcular el valor de un traje espacial, y que probablemente no sea tan elevado como se ha comentado en algunos medios de comunicación.

En la actualidad, ILC Dover se encuentra trabajando en los prototipos de trajes Z-1 y Z-2, que servirán para que algún día el hombre pise la tierra roja de Marte.

Referencias:

Calificación: 4.1/5 (7 votos)