La erupción del Vesubio causó la vaporización instantánea de los fluidos corporales de sus víctimas

4.7
(21)

Según un estudio reciente realizado por la Universidad de Nápoles, los cráneos de las víctimas de la erupción del Vesubio explotaron debido a las temperaturas extremas. Esto es lo que les ocurrió a sus cuerpos…

La erupción del Vesubio, en el año 79 d. C., provocó la destrucción de media docena de ciudades y la muerte de miles de personas. Aunque Pompeya es la más conocida de ellas, la población que se encontraba más cerca del volcán, justo a sus pies, era Herculano.

Pompeya quedó cubierta de ceniza volcánica, pero Herculano se encontraba en medio del camino de los flujos piroclásticos que avanzaban hacia el mar. La mezcla de lava, gas caliente y ceniza conservó muchas de las estructuras y cientos de esqueletos.

Recientemente, un equipo de investigadores liderado por Pierpaolo Petrone, de la Universidad de Nápoles, ha analizado los esqueletos que se recuperaron en Herculano y las conclusiones han sido asombrosas.

La explosión térmica del Vesubio

víctima de la erupción del Monte Vesubio
Un molde de yeso muestra el horror sufrido por una víctima de la erupción del Monte Vesubio (Michelle Locke / AP)

Los resultados del estudio, publicados durante el mes de septiembre en la revista científica PLOS One, han revelado que la gran mayoría de víctimas del violento despertar del volcán no murió por asfixia debido a las nubes de gases nocivos y a la ceniza, como se creía hasta ahora, sino que muchos fallecieron a causa de las elevadas temperaturas.

Según las estimaciones, la energía térmica que liberó la explosión del Vesubio fue 100.000 veces superior a la de las bombas atómicas que se lanzaron en 1945 sobre Hiroshima y Nagasaki.

En una investigación realizada por volcanólogos en el año 2010, publicada también en PLOS One, los científicos concluían que la temperatura de los flujos piroclásticos que destruyeron Pompeya podría haber alcanzado los 572° Fahrenheit (300° C), siendo el punto de ebullición del agua 212° (100° C).

El calor hizo estallar sus cráneos

El calor extremo producido por la ola piroclástica provocó la vaporización instantánea de los fluidos corporales y de los tejidos blandos de todos aquellos que estuvieron expuestos. Su sangre hirvió y la carne se derritió. El tejido cerebral también hirvió, incrementando la presión interna hasta el punto de que sus cráneos explotaron.

Por esta razón, muchos de los esqueletos analizados presentaban grietas y fracturas en los casquetes craneales, además de manchas oscuras debido a la alta concentración del hierro de la sangre que hirvió en el interior de la cavidad craneal.

craneos erupcion vesubio
Dos de los cráneos recuperados con severos daños sufridos por la erupción volcánica.

No obstante, aunque parece una muerte aterradora, es muy probable que las desafortunadas víctimas fallecieran en fracciones de segundo. Aunque algunos de los esqueletos se encontraron en posturas contorsionadas, los expertos indican que no se debe a una larga agonía, sino al súbito choque térmico.

Erupciones tan devastadoras como la de Vesubio podrían repetirse en cualquier momento en varias partes del mundo. Recientemente, un volcán en Bali que ya había matado a 1.100 personas en 1963 despertó en una explosión de humo y lava, y obligó a evacuar a 100.000 balineses; y todos recordarán el volcán islandés Eyjafjallajökull. que interrumpió el tráfico aéreo europeo durante días. Toda información es poca para saber cómo reaccionar antes estas inevitables catástrofes naturales.

Puntúa este contenido

Puntuación: 4.7 / 5. Votos: 21

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

1 Comentario

  1. Pero no hay que olvidar la tragedia del Volcán Nevado del Ruiz ocurrida en el año de 1985 que destruyó en su totalidad la ciudad de ARMERO en COLOMBIA, acabando con la vida de aproximadamente 25.000 habitantes. Este caso ocurrió porque la lava y los flujos piroplásticos descendieron por el Río Lagunilla aumentando su caudad en forma exagerada a causa de un represamiento inusitado en la parte alta.

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre