La historia del Eyjafjallajökull

4.6
(5)

El volcán que los medios calificaron como “de nombre impronunciable” islandés, que volvió a la actividad el 13 de Abril del 2010 y que ya sombró el caos en el tráfico aéreo europeo y, por ende, en el tráfico aéreo mundial.

Comencemos por el principio, el volcán tiene un nombre, que escrito es Eyjafjallajökull, y fonéticamente sería algo como AY-ya-fyat-la-ya-kult, y unos pocos kilómetros al este de su actual foco hay otro volcán bastante más grande y, por lo tanto, más peligroso, que es el volcán Katla.

En el pasado, cuando nuestro querido Eyjafjallajökull comenzó a propulsar material, el Katla también lo hizo, y por esto los científicos están monitorizándolo muy de cerca.

El historial del Eyjafjallajökull nos dice que la erupción más reciente aconteció a unos 120 kilómetros de la capital, Reykjavik, y se han documentado las erupciones en 1612 y entre 1821 y 1823. Además, algunos investigadores creen que también hubo algún episodio en el año 920.

La erupción que sufrimos hace 5 años en realidad comenzó el día 20 de Marzo, es decir, casi un mes antes, cuando hubo un pico en la actividad sísmica y comenzó a expulsar lava al exterior. Durante las siguientes semanas continuaron las erupciones a nivel bajo.

Más adelante, el 31 de Marzo se abrió una segunda fisura, y a partir del día 12 de Abril la actividad sísmica fue decayendo.

Pero el día 13 de Abril hubo un cúmulo de pequeños terremotos y abrieron otra fisura justo en medio de un glaciar, con lo cual, todo se comenzó a evaporar y la nube creció y creció, llegando hasta el Reino Unido y los países nórdicos, provocando el caos que sufrimos.

Pero no todo iban a ser malas noticias, con tanta cantidad de cenizas que había en la atmósfera se pudieron observar atardeceres espectacularmente rojizos a lo largo de todo el Viejo Continente. Una suerte para los que pudieron disfrutar del espectáculo.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

1 Comentario

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre