10 datos interesantes que nos descubren quién fue el verdadero Heath Ledger

5
(9)

Cualquier amante del cine ha visto al menos 3 películas del australiano Heath Ledger. A partir de 1999 se hizo muy famoso por su rol de Patrick en “10 Things I Hate About You”, adaptación de “La Fierecilla Domada” de William Shakespeare a un entorno adolescente de finales de los 90. La película convirtió a Ledger en uno de los más buscados actores juveniles de la época, y por esta razón lo vimos en muchas películas de diversos géneros: “The Patriot”, junto a Mel Gibson, “Brokeback Mountain”, “I’m not There”, son algunas de ellas.

De la vida de Heath Ledger se conocen muchas cosas: sus romances y su determinación por ser un actor serio, entre otros. Sin embargo, hay algunos datos no muy conocidos que resultan sorprendentes para el público y dejan ver un artista muy completo, una persona compleja, muy amante de su familia, con problemas serios de salud, y muy amiga de sus amigos.

10. Apoyaba a sus amigos con techo, comida, entretenimiento y contactos en la industria

En su casa de Los Feliz, California, Estados Unidos, albergaba actores y actrices australianos y neozelandeses amigos suyos que estaban en el país buscando triunfar en Hollywood. Vivían todos juntos por largas temporadas, era una especie de comuna “hippy”. Heath también los ayudó mucho con contactos para conseguir audiciones y roles.

Algunos de esos actores son hoy en día grandes nombres en la industria norteamericana del cine y televisión: Rose Byrne, Ben Mendelsohn, Joel Edgerton, Naomi Watts (su pareja de entonces), Martin Henderson, etc.

9. Amaba la fotografía

Solía tomar fotos de su familia amigos y de los alrededores de los sitios donde estaba y visitaba. Luego tomaba materiales varios, pinturas y otros objetos; los cortaba, pegaba y pintaba y creaba collages usando las fotos impresas en papel fotográfico como base, y se los regalaba a sus seres queridos.

8. Hay una beca en su nombre, la “Beca Heath Ledger”, que premia el talento joven australiano más prometedor

Esta beca se creó en 2008, el año del fallecimiento del actor, con la organización “Australians in Film” (basada en Los Ángeles) para apoyar el talento histriónico joven de Australia y ayudarlos a entrar en la industria del cine y televisión norteamericana e internacional.

El patrocinador es Kim Ledger, su padre, y algunos de los benefactores y financistas son los actores y directores Nicole Kidman, Naomi Watts, Hugh Jackman, Phil Noyce, Baz Luhrmann, entre otros.

Varios jóvenes actores y actrices han sido ganadores de esta beca y sus carreras han despuntado en los distintos medios y géneros de cine y televisión.

7. Colaboraba con múltiples organizaciones de caridad

Al momento de su muerte, el actor se encontraba cercano a viajar a África a un evento caritativo en contra de la caza ilegal de animales. También apoyaba a diversas organizaciones, como PETA, en campañas en contra de la caza de ballenas, a Variety- The Children’s Charity, un grupo que trabaja en pro del empoderamiento y mejoramiento de las vidas de los niños, ALAFA, una organización en Lesoto (África) que lucha contra el sida, y LIFEbeat, otra organización de lucha contra el VIH/Sida en la cual los músicos y artistas actúan como promotores de campañas enfocadas en los jóvenes norteamericanos para que conozcan los riesgos de contagio del virus y la enfermedad, a la vez que apoyan a aquellos que están ya enfermos.  

6. Sufría de insomnio severo

El actor siempre tuvo problemas para dormir. Rara vez lo hacía, a veces solo dos horas al día. Constantemente tomaba muchas píldoras para dormir y se quejaba de tener muy pocas horas de sueño.

Sus amigos y compañeros de trabajo decían que los llamaba a horas impensables de la madrugada o se aparecía en sus casas, de visita, a las seis de la mañana o justo cuando estaban tomando el desayuno con una fuente inagotable de ideas sobre películas, y demás representaciones artísticas, que les comunicaba en esas ocasiones. Decía que siempre se sentía exhausto y su mente iba a mil por hora.

5. Comprometió mente, cuerpo y alma en el personaje de El Joker

El actor siguió un intenso proceso de preparación para Joker, personaje de la segunda película de la saga de Batman de Christopher Nolan, “El Caballero Oscuro”. La película lo inmortalizaría y le valió un Oscar póstumo.

Ledger se encerró por seis semanas en un apartamento para, según dijo después, poder encontrar la voz del Joker (usó varios tipos de voces y entonaciones). Leyó libros, vio películas (entre ellas “La Naranja Mecánica”, de Kubrick), visitó hospitales psiquiátricos, consultó especialistas y enfermos de diversas patologías mentales, y llevaba un diario con anotaciones sobre cómo enfocar al Joker. Incluso se hacía él mismo el maquillaje. Contrario a lo que se diría luego,

4. Heath Ledger se divirtió muchísimo construyendo al Joker e interpretándolo

Dicho por él mismo; tras su fallecimiento, y ante la avalancha de prensa que decía que el personaje lo había deprimido y destruido, su hermana Kate confirmó el estado de absoluta alegría en que se encontraba el actor por haber podido lograr un personaje memorable.

Él le enviaba fotos y adelantos de escenas y tras cámaras en el set donde podía ver lo mucho que se estaba divirtiendo, y ambos reían con el material.

3. Fue el co-fundador de un colectivo de artistas de Los Ángeles llamado “The Masses”

El colectivo había empezado el año 2002 en Manhattan con Matt Amato (el mejor amigo de Heath), Jon Ramos y la productora Sarah Cline. Ledger se unió en 2006, por lo que se mudaron a Los Ángeles.

En “The Masses”, los miembros producían y realizaban videos musicales para artistas y cantantes conocidos y nuevos, además de hacer fotografía e ilustración.

Crearon un sello musical, The Masses Music, y firmaron a una cantante australiana, Grace Woodroofe, amiga de una de las hermanas de Heath. El objetivo del colectivo a largo plazo era realizar películas.

2. Era director y productor de vídeos.

Siguiendo sus muchos instintos artísticos, dentro de “The Masses”, Ledger dirigió y produjo seis vídeos musicales de sus amigos y conocidos (el rapero australiano y amigo de la infancia N’Fa, Ben Harper, Grace Woodroofe, Nick Drake).

También era fuente inacabable de ideas creativas para posibles proyectos. Aprovechaba su tiempo en las oficinas del colectivo para aprender a manejar la cámara de cine, editar, filmar.

1. Era un apasionado y (casi) jugador profesional de ajedrez

Heath Ledger fue, desde su temprana infancia, un amante del juego de reyes, reinas, alfiles y caballos. Sus amigos más cercanos decían que estuvo a punto de ser Gran Maestro. Participó en torneos en Australia, pero no hay registros de que haya ganado premios. Aunque dejó de competir pronto, se definía como ávido jugador, jugaba casi todos los días.

Solía hacerlo con sus amigos en Australia, y en los tableros del parque de la plaza Washington en Nueva York. Se sentaba a jugar con los que encontrara. Nadie lo notó nunca, solo los jugadores ocasionales que estaban siempre con él; entre todos apostaban y se dedicaban a disfrutar el ajedrez.

Su amor por este juego le llevó a la preproducción, a finales del 2007 e inicios del 2008, de un guión para filmar una película basada en “The Queen’s Gambit”, novela del 1983 sobre una niña prodigio del ajedrez. Habría sido protagonizada por Ellen Page. El proyecto quedó truncado por su súbito deceso.

Puntúa este contenido

Puntuación: 5 / 5. Votos: 9

Silvia Mendoza
Silvia Mendoza
Profesora de idiomas, literatura y cultura. Blogger y anglófila diplomada de UniLeón que muere por el té, el café, la música, el cine y mil cosas más. Internet es mi casa.

Referencias:

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre