Conformación de empresas y estrategia empresarial: ¿Cuándo recurrir a una empresa de asesoría?

0
(0)

¿Qué es la asesoría empresarial?

El emprendedor o director de una empresa suele recurrir a un consultor cuando tiene que tomar decisiones importantes. Desde la asesoría para crear empresa hasta las grandes orientaciones estratégicas que afectan al funcionamiento y la estructura de la empresa, recurrir a una empresa de asesoría estratégica es un acierto.

Por lo tanto, para la definición de estrategias (principales orientaciones y planes de acción), es imprescindible rodearse de un experto. El consultor de estrategia suele ser un asesor especializado en negocios y empresas. Tanto si son autónomos como si pertenecen a una empresa asesora de renombre, como Sapientia (asesoría constitución de sociedad limitada), la misión de un asesor empresarial puede tener múltiples objetivos:

Algunos objetivos de la asesoría en gestión empresarial

Intervenir para una misión específica: Durante la conformación y funcionamiento de una empresa, hacer un diagnóstico y dar recomendaciones especializadas, innovadoras y eficaces.

El asesoramiento estratégico también es valioso al inicio de una empresa para elegir el mejor estatuto jurídico, elaborar un plan de negocios o establecer la organización de la empresa.

Ofrecer una visión y unos conocimientos técnicos específicos en áreas poco dominadas o poco habituales (gestión del cambio, digitalización del modelo de negocio, expansión internacional, etc.)

Ayudar al responsable de la empresa a fijar las misiones y los objetivos de la empresa utilizando herramientas específicas adaptadas a la situación (análisis DAFO, 5 fuerzas de Porter, matriz BCG, etc.).

Diseñar planes de acción con soluciones viables y afinar los detalles, para que la empresa solamente se dedique a ejecutar cada estrategia definida desde el nivel máximo de decisión.

¿Quiénes pueden asesorar a una empresa?

El asesoramiento estratégico puede ser proporcionado por consultores independientes, consultorías de nicho, microempresas, etc. En todos los casos, la experiencia real del asesor debe demostrarse.

Los órganos de dirección suelen desempeñar el papel de asesores de estrategia. Sin embargo, en estructuras más pequeñas o en empresas con determinados estatutos legales, el directivo carece de apoyo para desarrollar la política de la empresa. En este caso, el asesor empresarial es indispensable y forma parte de un comité de apoyo que aporta una opinión objetiva y externa sobre la empresa.

El servicio de asesoría es indispensable en todas las áreas relacionadas con la gestión empresarial: conocimientos comerciales y económicos, jurídicos, contables, fiscales, de gestión, de recursos humanos y de dirección. Todos estos son conocimientos técnicos de alto nivel.

Misiones y marcos de intervención

La misión del asesor de empresas es puntual y se realiza a corto plazo. En unas pocas semanas como máximo, el consultor de estrategia debe haber realizado un análisis completo de la empresa: un diagnóstico tanto interno como externo de sus fortalezas, evaluación de las condiciones del mercado y capacidad, para sugerir planes de acción.

Las recomendaciones del asesor comprometen a la empresa a largo plazo: plan de crecimiento, plan de reducción de costes, estrategia comercial, plan estratégico a cinco años, reorganización de la cartera de negocios, etc.

Las tareas son muy variadas. Puede tratarse de supervisar el lanzamiento de una nueva gama de productos, decidir una fusión/adquisición, unir fuerzas, deshacerse de un peso muerto, etc.

Ventajas de una consultoría estratégica

El coste de contratar una empresa de consultoría estratégica no es insignificante. Sin embargo, cuando el presupuesto de la empresa lo permite, es importante sopesar este punto con las ventajas que ofrece este consultor de empresas.

Experiencia y conocimientos

Una consultoría de estrategia y gestión aporta una experiencia esencial que a menudo está ausente en la empresa. Para competencias equivalentes, el proceso es menos costoso que la contratación.

Una visión fresca, imparcial y objetiva

La primera ventaja de una asesoría estratégica es que ofrece una nueva mirada a la estrategia de la empresa, pero también a otros aspectos esenciales como el mercado, las opciones de la empresa, su posicionamiento, etc.

Un consultor externo aporta una visión fresca e imparcial de las dificultades y ambiciones de la empresa. También puede abordar los problemas desde un nuevo ángulo con una perspectiva que suele ser difícil para un directivo al frente de la empresa.

Por último, al no ser un empleado de la empresa, al asesor le resulta más fácil abordar todas las cuestiones de forma sincera y directa. Las opiniones de los compañeros, de la dirección o de los supervisores influyen poco en la presentación de nuevas soluciones.

Puntúa este contenido

Puntuación: 0 / 5. Votos: 0

Miguel Medina
Especialista en Comunicación Digital y Social Media. Content Manager, Editor y Redactor de Contenidos Web en diferentes revistas y medios de prensa online. Prosélito devoto del Lean Writing. Desayuno datos, almuerzo datos y ceno datos. El lector es el único que siempre tiene razón.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre