martes, 17 mayo 2022 |

Actualizado a las

9:30

h CEST

15.1 C
Madrid

Consejos sobre préstamos si solicitas uno por primera vez

0
(0)

Todo el mundo se ha visto en la necesidad de pedir algo de dinero alguna vez, sobre todo para financiar acciones que están un poco fuera de nuestras capacidades, pero con dedicación podemos asumir a largo plazo, el problema es que algunos escenarios requieren de una ayuda económica un poco mayor así que llega la hora de pedir el primer préstamo.

Si es tu primera vez y te sientes nervioso, aquí te van 5 consejos (+1 bono) para pedir un préstamo y no morir en el intento:

1. No adquieras más de lo que puedes pagar

Cuando pensamos que los préstamos se pueden pagar a largo plazo y en cómodas cuotas, se puede caer en el error de no considerar todo el panorama.

Si te planteas pedir un préstamo, solo asume una cantidad en deuda que puedas pagar, incluso en el peor de los escenarios. De esta manera podrás cubrir tus responsabilidades mensuales con holgura y tendrás margen de maniobra si surge alguna complicación en el camino.

2. ¡Está bien que revises el TIN, pero no te olvides del TAE!

La tasa de interés que pagaras por un determinado préstamo se resume como TIN (Tipo de Interés Nominal). Esta tasa es en la que todos se suelen fijar porque dicta los pagos directos que se harán sobre el préstamo y casi siempre es muy bajo o tractivo para seducir a los novatos.

Lo que muchos suelen ignorar es el TAE, es decir, la Tasa Anual Equivalente o el beneficio total que la entidad que presta el dinero recibiría realmente.

El TAE engloba costes asociados al préstamo como seguros o primas especiales que pueden hacer que termines pagando mucho más de lo que crees.

3. No vayas por la primera opción

Aunado al consejo anterior, es importante que consultes varias opciones de préstamos y nunca decidas ciegamente por la primera que consigas.

Siempre habrá más alternativas si dispones de tiempo suficiente y paciencia. Se entiende que muchas veces un crédito se genera en condiciones de emergencia o prontitud, pero una mala decisión financiera puede tener consecuencias catastróficas.

Ve con calma y juega seguro, el mercado de los préstamos es sumamente amplio. Siempre hay opciones.

4. Consulta plataformas digitales

Antiguamente, buscar préstamos en línea sonaría un poco locura, con el avance de las redes tecnológicas y la facilidad de movimiento de la información, basta con acceder desde el ordenador a una página como Moneyman, por mencionar alguna conocida, y conseguir 300 euros en pocos minutos.

Cada uno es libre de tomar sus propias decisiones financieras, pero si es tu primera vez es bueno saber que tienes múltiples opciones.

Bonus track: Usa plataformas seguras

Este consejo está tan importante que lo entregaremos de obsequio: Si decide ir por un préstamo online recuerde usar plataformas seguras o de su confianza.

Cuando se trata de dinero, no todos los rostros sonrientes son amigables, así que prefiera siempre redes seguras, que cuenten con opiniones positivas (reales) de otros usuarios y que den a su vez un buen respaldo.

Nunca está de más estar precavidos y aplica incluso para el entorno bancario o físico convencional.

5. Presta atención a los detalles

Si es su primera vez solicitando un préstamo dedique especial atención a los detalles, recuerde que es un proceso financiero, incluso cuando es simple. Pareciera que toda la burocracia asociada no es importante, pero realmente lo es.

Rellene muy bien sus datos en los formularios, consulte cualquier cosa que le haga dudar con un asesor, decida muy bien los plazos del pago y cualquier otro detalle similar.

El índice crediticio puede llegar a ser un gran aliado, pero requiere de responsabilidad y seriedad, así que tome el asunto con debida atención.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre