¿Cómo elegir el colchón ideal?

Es muy habitual escuchar a las personas quejarse de dolor de espalda y cuello al despertar. Aunque no se conozca el motivo de la molestia, es probable que esté relacionado con la postura que se adopta al dormir y con el tipo de colchón que se está usando.

Al comenzar el día con dolor, el estado de ánimo y la productividad se ven afectados. Por lo tanto, escoger el colchón adecuado es importante para evitar trastornos de sueño como el insomnio, para sentirse más cómodo y para tener una mejor calidad de vida.

Para el que duerme de lado

La mayoría de las personas duermen de lado y necesitan un colchón que alivie la zona de los hombros y las caderas. Debe ser más suave y menos firme; un colchón que se adapte a las curvas naturales del cuerpo y que ayude a alinear la columna vertebral.

Para el que duerme boca arriba

Quienes duermen boca arriba necesitan un colchón que ofrezca soporte en la espalda baja. No debe ejercer presión sobre la columna, por lo cual no debe ser un colchón muy firme. Sin embargo, si es demasiado blando no brindará el soporte necesario para el resto del cuerpo. Un colchón entre mediano y firme es el ideal para las personas que duermen boca arriba.

Para el que duerme boca abajo

Probablemente, el colchón ideal para quienes duermen boca abajo será el más difícil de encontrar. Es importante que la persona se sienta cómoda, pero que su columna permanezca alineada; por eso será necesario un colchón de apoyo que no sea muy rígido.

Un colchón firme puede producir dolor de pecho y cuello. No obstante, si es demasiado suave el cuerpo se hundirá en la cama y producirá un fuerte dolor de espalda.

Calificación: 4.6/5 (14 votos)