3 formas infalibles de combatir la tristeza invernal según la ciencia

Mientras los días se acortan y las noches se hacen más largas durante el otoño y el invierno, es frecuente que aparezcan los llamados trastornos afectivos estacionales (TAE), conocidos como tristeza invernal.

Lo sorprendente es que, según las últimas evidencias científicas, los remedios efectivos para la también llamada depresión estacional nada tienen que ver con pastillas ni con largas sesiones de terapia, sino con la realización de tres sencillas acciones.

Lo que dice la ciencia

Según investigadores de la Clínica Mayo, las personas con trastorno afectivo estacional comienzan a desarrollar el problema a principio de otoño.

Clínica Mayo en Minnesota
Clínica Mayo en Minnesota

También es frecuente que quienes no tengan TAE también se sientan decaídos y estresados a esta altura del año debido a los preparativos festivos, y ambos casos tienen la misma solución: tres rutinas fáciles y relajantes al alcance de todo el mundo.

Las siguientes prácticas cuentan con el aval de estudios científicos que aseguran que pueden transformar un día estresante en una noche de paz total, con una inversión mínima de tiempo y esfuerzo.

1. Sumergirse en una bañera caliente

Un grupo de científicos de la Universidad de Friburgo concluyó que tomar un baño caliente, al menos, dos veces a la semana y en horas de la tarde, reduce los síntomas de depresión invernal.

Mujer dándose un baño de agua caliente
Mujer dándose un baño de agua caliente

El equipo comparó dos grupos de participantes, unos tomaron el baño de inmersión caliente y otros no.  Los que se sumergieron en el agua aclimatada encontraron alivio más rápido a sus síntomas de depresión, en apenas 15 días.

¿La razón? El agua caliente eleva la temperatura central del cuerpo y equilibra el ritmo circadiano. La recomendación del estudio: bañarse al llegar a casa o justo antes de dormir.

2. Recurrir a los aceites esenciales

Unas gotas de aceite esencial de lavanda en la bañera y en la almohada ayudan a mejorar la disposición del cuerpo a tener un sueño reparador. Así lo puso de manifiesto una investigación recientemente.

La lavanda es uno de los aceites esenciales más usados para inducir el sueño en niños y adultos, y un mejor descanso ayuda, de paso, a reducir el TAE.

Frasco de aceite esencial de lavanda
Frasco de aceite esencial de lavanda

En el nuevo estudio, se resaltan estas bondades tranquilizantes de los principios activos de la lavanda. Otros aceites útiles son el naranjo dulce, el lavandín y el cedro.

3. Escuchar la canción “Weightless”

La musicoterapia es una de las mejores herramientas para mejorar la salud mental, reducir el estrés y combatir los estados anímicos fluctuantes. Pero hay una pieza musical que, según la ciencia, se lleva todos los laureles.

Se trata de Weightless, una canción que reduce el estrés en un 65%, como lo refieren las investigaciones y trabajos de Melanie Curtin. El tema de la banda Marconi Union fue creado con estos fines.

En resumen, un buen baño, aromas y música relajante puede poner fin a la depresión estacional.

Referencias:

Calificación: 5/5 (4 votos)