El boom de la gastronomía y las nuevas tendencias del sector

4
(3)

La gastronomía está de moda. En ello ha tenido bastante que ver el marketing, que muchas veces llega a provocar cambios importantes en la sociedad. En los últimos años, el 70% de las personas que deciden hacer talleres o cursos de cocina confiesan que algún medio de comunicación las ha influenciado.

Con el auge de los Reality Show televisivos y la ayuda de las nuevas tecnologías, todos desean entrar a formar parte del boom de la gastronomía, desde los niños hasta sus abuelos.

En internet hay muchas páginas especializadas que comparten recetas para elaborar toda clase de platos, como http://www.ohsushi.es/nigiri-sushi/, donde explican cómo preparar el auténtico sushi en casa.

Por otra parte, también ha proliferado el interés por la nutrición y la comida sana. En sitios web como foodbest.eu ofrecen consejos para comer de forma saludable, presentando al mismo tiempo recetas sencillas y sanas. Lo cierto es que con toda la ayuda que ofrecen las nuevas tecnologías, es más fácil que nunca aprender a cocinar y comer mejor.

Las nuevas tendencias gastronómicas

El crecimiento vertiginoso del panorama gastronómico ofrece un sinfín de novedades. La tendencia general es recuperar las antiguas recetas, pero con el añadido de la innovación, además de la preocupación por una alimentación más equilibrada y sana.

Otro aspecto que destaca en el mundo actual de la gastronomía es la transparencia respecto al consumidor, manteniendo al público bien informado sobre el origen de los alimentos y su producción.

1. Bebidas más saludables

Los fabricantes de bebidas apuestan por reducir los azúcares, superando incluso a las que llevan la etiqueta de light, cero o diet.

Han experimentado un auge las aguas a las que se incorpora sabor a base de frutas y un poco de gas.

2. Trash cooking (cocinar con las sobras)

Se trata de una técnica para cocinar en la que se aprovechan las sobras. De esta forma se crean nuevas recetas con lo que sobró de la comida del día anterior, e incluso aprovechando partes de los alimentos que antes se desperdiciaban.

Por ejemplo, la piel de las verduras y frutas también sirve de alimento. Esta práctica se puede realizar tanto en los restaurantes como en casa y permite combatir que la comida se desperdicie.

3. Superalimentos en polvo

El té matcha, la espirulina, el cacao, la raíz de maca y el colágeno se presentan ahora en formato pulverizado seco para incorporarlos de manera práctica y fácil a las sopas, batidos, bizcochos y a las barritas nutritivas, añadiendo propiedades extras a la comida cotidiana.

4. Dieta vegetariana y «carnes» vegetales

Cada vez son más los consumidores que se alimentan con productos vegetales, por lo que los restaurantes deben incluir opciones en sus cartas para satisfacerlos. Una forma de hacerlo es elaborando «carne» con proteínas vegetales.

Muchas legumbres, granos y frutos secos forman parte de la composición de salchichas, hamburguesas y filetes vegetales, que imitan muy bien la textura y el sabor de la carne.

5. Sabores de Japón

Aunque el sushi sigue reinando, el último plato estrella de la cocina japonesa que ha llegado a España ha sido el ramen (una sopa con fideos y carne, pescado o también hay una versión vegetariana).

Otras propuestas son el sukiyaki (un bol con vegetales, carne y huevo) y el tonkatsu (una chuleta de cerdo que está empanada).

6. Especias de Oriente Medio

El pan de pita, los hummus y el faláfel ya hace un tiempo que se incorporaron a la gastronomía de Occidente y se pueden encontrar en los supermercados, pero ahora destacan las especias provenientes de Oriente.

El zumaque, con su sabor de limón, el cardamomo y el zatar (compuesto de sésamo, zumaque, sal y orégano) permiten descubrir platos como la shakshuka (elaborado con tomate, huevos y una variedad de especias).

Puntúa este contenido

Puntuación: 4 / 5. Votos: 3

Miguel Medina
Especialista en Comunicación Digital y Social Media. Content Manager, Editor y Redactor de Contenidos Web en diferentes revistas y medios de prensa online. Prosélito devoto del Lean Writing. Desayuno datos, almuerzo datos y ceno datos. El lector es el único que siempre tiene razón.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre