Ya podemos usar inodoros inteligentes

4.3
(9)

La tecnología ha fijado sus nuevas metas en la construcción de retretes que puedan combinar la salubridad con los estudios clínicos y el bienestar de los ciudadanos, según llevan tiempo anunciando varias empresas fabricantes en diferentes lugares del mundo.

Con precios que van desde los 12,500 dólares por unidad (11.880 euros), los inodoros inteligentes tienen la posibilidad de actuar conjuntamente con apps de teléfonos móviles y guardar información sobre cantidades de desecho producidos, frecuencia de las evacuaciones y hasta el análisis de los mismos, de ser solicitados.

El más alto confort en la intimidad

Dentro de las innovaciones, estos inodoros tienen la posibilidad de eliminar el papel higiénico al cambiarlo por sistemas de lavado que incluyen desodorización y aseado de los lugares circundantes del utensilio, además del secado de las partes involucradas en el aseo.

Este lavado registra una variedad de intensidades de chorros con agua a diversas temperaturas, secado con aire caliente, la apertura y cierre automáticos de la tapa, la autolimpieza y la desinfección con luz ultravioleta. Añade, además, el posicionamiento del dispositivo de limpieza, dependiendo de la necesidad realizada por el usuario femenino.

Su funcionamiento se limita al uso de botones que abren el compartimiento. Al sentarse el usuario enciende un sistema de calentamiento a través de un sensor y de allí en adelante se inicia un desprendimiento de desodorante para evitar los malos olores.

Cuidar la salud también desde el baño

Cuando el usuario se levanta del inodoro, baja el agua de un depósito de agua electrolizada que mata las bacterias al contacto, baja la tapa y se activa el sistema de luz ultravioleta que se encarga de acabar con cualquier microorganismo que pudiera haber quedado en las paredes de la taza.

En estos momentos se trabaja en el perfeccionamiento de un programa o app que pueda almacenar información sobre el uso de estos inodoros inteligentes, por medio de los cuales se puedan programar las preferencias del usuario, incluyendo el análisis del peso del material fecal desechado y de la orina, con el fin de monitorear el mismo para posibles análisis posteriores solicitados por un médico.





Puntúa este contenido

Puntuación: 4.3 / 5. Votos: 9

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre