sábado, 26 noviembre 2022 |

Actualizado a las

12:04

h CEST

9 C
Madrid

Las ventajas del servicio de factoraje

Puntuación media: 0 | Votos: 0

Pocos aspectos de los grandes negocios traen tanta paz y seguridad a empresas y personas emprendedoras en el mundo como tener un financiamiento constante y asegurado para seguir en funciones. Este hecho se da porque mantener un negocio no es para nada económico, menos aún los dedicados a exportaciones, y porque el factor sorpresa con el que aparecen variedades de problemas suele surgir de tanto en tanto. 

Una manera para enfrentar estos problemas es el uso del factoring, el cual se trata de un modo de financiar una empresa a corto plazo, donde estas pueden cobrar sus facturas por adelantado y sumarla a su patrimonio. De esta manera, cualquier tipo de compañía posee recursos ilimitados para financiar sus operaciones. En México, durante los últimos años, esta práctica se ha vuelto muy común y rentable a largo plazo. 

Un ejemplo claro de cómo funciona el servicio de factoraje 

Supongamos que fundamos una empresa de cuadernos. Compramos el papel y el plástico a proveedores y luego vendemos nuestros cuadernos a una distribuidora que puede ser nacional o exportadora. Nuestra empresa comienza a ganar dinero, pero, como suele ocurrir en negocios, puede llegar el día en el que nos quedemos sin dinero para comprar más materiales. ¿Qué hacer? 

Es en esta instancia en donde muchas compañías en apuros se apoyan en el servicio de factoraje o “factoring”. Si aún nos quedan muchos días para que nuestros clientes paguen, que pueden ser uno, tres o más meses, podemos pedir a una entidad dedicada al factoring que nos permitirá cobrar de forma anticipada sin tener que esperar esos meses. Los proveedores del servicio sólo cobrarán un pequeño porcentaje del dinero por la transacción.  

De esta forma, nuestra empresa de cuadernos se hace con dinero rápido, logra comprar más materiales de manufactura y consigue un plazo más extenso para pagar sus facturas. Además, no hubo necesidad de contraer ninguna clase de deuda y el pago a la empresa de factoraje se trató de una cantidad mucho menor en comparación a adquirir un crédito bancario. ¡Ahora nuestra empresa solo puede crecer y crecer! 

Aspectos positivos del factoraje y la exportación 

La práctica de apoyarse en el factoraje trae el beneficio de que el trámite es en extremo rápido, casi instantáneo, a diferencia de otras maneras de conseguir dinero urgentemente necesitado. Las PyMES, en general, son las que más ventajas sacan de este servicio ya que las empresas de factoraje no exigen demasiado de ellas económicamente.  

Por otra parte, el tema de las exportaciones también se ha vuelto todo un rompecabezas para las pequeñas y medianas empresas en los últimos tiempos, sobre todo por la pandemia del COVID y la cuarentena que devino de ella. Sin embargo, los servicios de factoring también han pisado fuerte en este campo y han traído con ellos muchas más soluciones que problemas. 

Las facturas de exportación, en las cuales influencian los costos productivos y los pagos de sueldo a trabajadores y a los proveedores necesitan ser adelantadas por los motivos vistos antes: en muchas ocasiones las empresas exportadoras pueden quedarse cortos de capital y necesitan la mano de las entidades versadas en factoraje financiero. A la larga, mediante el factoraje las operaciones de exportación prometen crecer de forma exponencial

Habiendo visto muy por encima las características básicas del factoring, podemos entrar en los detalles más interesantes. 

Funciones básicas del factoraje: derechos y obligaciones 

En primer lugar, las empresas dedicadas al factoring asumen el riesgo de créditos (también llamado factoraje sin recurso). Cuando las empresas que se encargan de la distribución, por ejemplo, no cumplen con el pago que les corresponde con la PyME, el servicio de factoraje será el que asuma dicho riesgo.  

En segunda instancia, las empresas de factoring asumen la gestión de los cobros, pero no se hacen responsables ante el riesgo de falta de pago (factoraje con recurso). Si esto ocurriera, la empresa cedente sería quien pierde patrimonio. En tercer lugar, el servicio de factoraje se encarga de asumir el riesgo de cambio cuando la factura se encuentra en una moneda ajena del exterior. 

Además, el servicio de factoraje se encarga de cobrar de forma efectiva el crédito y de asesorar en términos financieros y comerciales a aquellos que deben dinero. En términos generales, el factoraje comprende un cobro anticipado que puede ser parcial o completo del crédito que le fue cedido a la entidad financiera. Las únicas excepciones son los deudores de calidad y con buen marco crediticio de fondo.  

La empresa de factoraje, también llamada factor en algunos sitios, tiene dos derechos específicos: el primero es elegir y aprobar los créditos que recibirá y el segundo (y más importante) es el de cobrar la comisión que considere correspondiente. 

De esta manera, el factor también tiene obligaciones a cumplir a rajatabla, siendo la primera adelantar el dinero efectivo para la empresa que lo contrata y, en segunda instancia, proteger la privacidad y la confidencialidad del contrato en cuestión. 

Para resumir la relación entre la empresa y su servicio de factoraje podríamos afirmar que el factoring ocurre cuando esta última obliga a tomar por un precio determinado los créditos que fueron originados en el giro comercial de la primera. De esta manera otorgan anticipos sobre los créditos ya sea asumiendo o no los riesgos pertinentes.  

A fin de cuentas, al hablar de un trato entre una empresa exportadora y una entidad de factoring nos referimos a un contrato de variadas características: es consensual, bilateral, oneroso, formal y conmutativo. Tanto México como cualquier otro país tienen sus reglas detalladas de forma que no haya trampas y que los consensos sean fructíferos para todas las partes del contrato.  

El servicio de factoraje ha demostrado en las últimas décadas que es una herramienta magnífica para el crecimiento de cualquier empresa: grandes, medianas o pequeñas. Así, ofrecen a la población más joven, creativa y energética miles de oportunidades para crecer y cumplir sus sueños como futuros entrepreneurs. ¡Es cuestión de lanzarse al mercado, probar suerte y alcanzar el éxito!

Miguel Medina es especialista en Comunicación Digital y Social Media. Content Manager, Editor y Redactor de Contenidos Web en diferentes revistas y medios de prensa online. Prosélito devoto del Lean Writing. Twitter | Pinterest

¿Te ha gustado este contenido?

Valóralo y ayúdanos a mejorar

Puntuación media: 0 | Votos: 0

Cinco Noticias / Dinero / Las ventajas del servicio de factoraje

No te pierdas...

Lo último

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre