Las próximas vacaciones ya están a la vuelta de la esquina

0
(0)

Y es que no es que nos queramos siempre empeñar en que pienses en tus vacaciones. Bueno, quizás un poquito sí, pero es que ¿acaso no son maravillosas? Unos días de desconexión lejos de todo el ajetreo y preocupaciones de la vida cotidiana. ¡A todos nos apetece! ¿Nos acompañas?

Tus días libres, en paz y a tu aire

Los días de descanso son precisamente para eso, para descansar. Incluso así, existen multitud de situaciones que pueden arruinarnos por completo nuestro plan.  Para evitarlas, lo mejor es que dejes todo atado y bien atado antes de salir de viaje. ¿Sabes ya a qué nos referimos?

En realidad, son muchas cosas las que hay que tener en cuenta. Empezamos por lo más fundamental, la maleta. Eso de meter cuatro trapos y salir corriendo a coger el avión es cosa del pasado. Con los años, te habrás dado cuenta de que hombre (o mujer) precavido vale por dos.

Una vez en destino no queremos echar en falta nada demasiado importante. Nunca hagas el equipaje sin mirar antes qué temperatura hace allá donde vayas. No siempre nieva en Polonia y no hace calor cada día en las Islas Canarias. No te fíes de los clichés y los des por sentado.

Sobre todo, si se trata de la primavera o el otoño, la temperatura puede ser muy cambiante e inestable. Asegúrate de llevar todo lo que necesites para no pasar frío, dejar de pasar calor es bastante más sencillo: basta con quitarse capas de ropa.

El calzado es otro punto muy importante a tener en cuenta. Cuando vamos de vacaciones solemos visitar lugares nuevos y esto implica más de una buena caminata. Deja los zapatos de postureo, tacones y demás para casa. A nadie le apetece tener rozaduras e incómodas ampollas justo en el momento menos adecuado. Piensa siempre que ser práctico es la mejor opción. ¡No lo dudes!

Viaja ligero, no trates de cargar con toda la casa. Valora bien cuáles son las prendas y artículos más versátiles y que mejor rendimiento te pueden ofrecer. Arrastrar una maleta enorme por aeropuertos y estaciones de tren no es nada agradable y te arrepentirás demasiado rápido.

¿Eres de los que viajan sin seguro? Pues déjanos decirte que estás siendo un temerario. Las facturas del hospital en el extranjero pueden ascender a sumas astronómicas. Lo más probable es que no ocurra nada, pero ¿vas a poner tu tranquilidad y la de tu familia en riesgo?

Por una cuestión de seguridad y sentido común, lo lógico es que contrates una póliza con una buena cobertura que te permita despreocuparte de cualquier inconveniente que pueda surgir. Desde una torcedura de tobillo hasta una indigestión, existen cientos de circunstancias que pueden poner en peligro el feliz desarrollo de unas agradables vacaciones.

Sé todo lo previsor que puedas. No dejes al azar los horarios del transporte. Consulta la frecuencia con antelación y lleva anotados todos los números de teléfono, en especial si no hablas el idioma del país que vas a visitar o si no vas a poder disponer de conexión a Internet.

Otro tema fundamental es la protección de tu hogar mientras estás fuera. ¿Tienes instalada una alarma? ¿Sueles avisar a los vecinos de que no vas a estar en casa durante los próximos días? ¿Tus accesos cuentan con un sistema de cierre suficientemente fiable?

Si has contestado que no a alguna o a todas estas preguntas, entonces debes pararte a reflexionar un momento. No estás haciendo todo lo que está en tu mano para evitar disgustos futuros, y el hecho de que nunca haya sucedido nada no garantiza que esto continúe así siempre.

La criminalidad en las grandes ciudades, por ejemplo, Madrid o Barcelona, se está disparando año tras año. Las cifras son desalentadoras y nada parece indicar que esta tendencia va a revertirse en algún momento. Por desgracia, los robos en viviendas están a la orden del día.

Si vives en Barcelona y te preocupa saber qué tienes que cambiar en tus puertas y ventanas, la mejor opción es que llames a una buena empresa de cerrajeros especializados. Evitar robos en Barcelona es posible si te preparas bien con antelación, recuérdalo antes de salir de vacaciones la próxima vez. No esperes a tener que lamentarte, las consecuencias podrían ser fatales.

Asigna una persona de confianza, como un vecino, un amigo o un familiar, que se dé una vuelta por la casa de vez en cuando. Es bueno que se haga un poco de ruido, se enciendan las luces y se vea un poco de movimiento. Los amigos de lo ajeno suelen estar atentos a este tipo de detalles.

Si sigues todos estos consejos que te hemos dado, tus próximas vacaciones serán un éxito total. Ante todo, no te olvides de que tenemos pocas ocasiones al año para poder salir y despejarnos, así que procura que nada falle la siguiente vez que tengas la ocasión.

Puntúa este contenido

Puntuación: 0 / 5. Votos: 0

Miguel Medina

Especialista en Comunicación Digital y Social Media. Content Manager, Editor y Redactor de Contenidos Web en diferentes revistas y medios de prensa online. Prosélito devoto del Lean Writing. Desayuno datos, almuerzo datos y ceno datos. El lector es el único que siempre tiene razón.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre