¿Sabemos qué es el amor?

0
(0)

El amor es algo profundo y complejo, que a todos los seres humanos nos empuja, nos motiva e inspira, pero que ni siquiera los psicólogos saben bien definir qué es. Y es que, no solo nos provee de sensaciones bellas y hermosas, también puede hacernos sufrir en caso de no ser correspondido o cuando la relación se rompe por algún elemento exterior y no es nuestro deseo ponerle fin.

Es un sentimiento tan común de experimentar por todos los mortales que muchas películas, libros, composiciones, pinturas… giran en torno a este tema, artistas de todos los tiempos han tratado de entender y hacerlo comprensible a los demás mortales con las obras que nos ha legado a lo largo de la historia.

Definir el amor, como decimos, es muy complicado, pues existen diferentes formas de amar, no es lo mismo el amor que sienten los padres por los hijos que el amor romántico, por ejemplo, ese tipo de amor que podrás expresar gracias a este listado de cartas de amor, donde hay una sección para cartas de amor para tu novio, para tu esposa… pero como hay distintos tipos de amor, a través de este enlace también encontrarás un listado de cartas de amor para tu amiga o un listado de cartas de amor largas o cortas según tus preferencias, una excelente forma de encontrar el tipo de amor que define bien tu estado de ánimo las sensaciones que recorren tu cuerpo.

Qué sabemos sobre el amor según las investigaciones

Para hablar del amor con propiedad, se hace necesario repasar los descubrimientos científicos que nos han ayudado a descubrir la relación que existe entre nuestro cerebro, el amor y el estado de enamoramiento que tanto nos aturde.

Algunos resultados de estos estudios demuestran que en el amor y el enamoramiento se dan conductas que ayudan a mantenerlos vivos, retroalimentándose. Por otra parte, uno de los hallazgos más recientes hace referencia a que el amor actúa de forma muy parecida a una droga en nuestro cerebro, modificando el funcionamiento de éste. Es innegable que todo esto ocurre, en mayor o menos medida, por factores culturales y sociales que, en cierta medida, son los que provocan las reacciones químicas a nivel cerebral.

Pero sea por los motivos que sea, biológicos o culturales, el resultado es que cuando nos enamoramos liberamos cantidades altas de serotonina, lo que hace que nuestro estado de ánimo mejore y al mismo tiempo que tengamos pensamientos obsesivos, sin podernos quitar de la cabeza a nuestra pareja.

Así mismo, liberamos neuroquímicos, como la adrenalina, que hace que estemos más enérgicos, y grandes dosis de dopamina, directamente relacionada con la adicción a las drogas, porque es la que interviene en las sensaciones placenteras.

Al igual que este coctel nos hace estar en las nubes cuando estamos enamorados, nos causa serios problemas y estados depresivos y obsesivos cuando sufrimos por desamor.

Definiendo el amor, según el científico Sternberg

Robert Sternberg, para aquellos que no lo conozcan, es uno de los científicos más prestigiosos relacionados con el estudio del enamoramiento y del amor. En su “Teoría triangular del amor” nos explica los distintos agentes que componen este fenómeno y sus combinaciones al formar los diferentes tipos de relaciones. Las tres cualidades claves que este científico encuentra en las relaciones de pareja son la intimidad, la pasión y el compromiso.

La intimidad la define como la cercanía entre los individuos que forman la pareja, es la conexión emocional, el afecto y la confianza.

La pasión este autor la define como la atracción física, la energía y la excitación que se da en la pareja, un impulso y una necesidad de estar con el ser amado.

Por último, el compromiso lo define como la firme decisión de querer estar con el compañero que se ha elegido a pesar de los malos momentos, teniendo una visión de fututo en común.  

La combinación de estas cualidades son las que dan lugar a los distintos tipos de relaciones que podemos encontrar. La expresión más pura, intensa y gratificante del amor, como cabe suponer, es cuando se dan las tres. Las siete formas de amar, según Sternberg, son las que vamos a citar a continuación.

El cariño, que es cuando se da una amistad auténtica, hay intimidad, pero no existe ni pasión ni compromiso.

El encaprichamiento, que se da en relaciones superficiales, donde hay pasión, pero ni intimidad ni compromiso.  

El amor vacío, que lo define este autor como una relación interesada. Hay compromiso, pero ni pasión ni tampoco intimidad.

El amor romántico es aquel en el que tanto la pasión como la intimidad hacen que la pareja sienta una gran atracción, pero no existe compromiso.

El amor sociable es aquel que se da en las relaciones donde hay intimidad y compromiso, pero no pasión. Suele aparecer cuando la pareja lleva un tiempo junta y ha perdido eso que se hace llamar la chispa o la química.

El amor fatuo es aquel donde hay intimidad, se siente atracción y los miembros de la pareja quieren estar juntos, pero en cambio no tienen muchas cosas en común. El amor consumado es el más intenso de todo y combina los tres elementos, siendo el estado ideal de la pareja, donde se conjugan a la perfección intimidad, pasión y compromiso. Otros autores le dan el nombre de amor verdadero.

Puntúa este contenido

Puntuación: 0 / 5. Votos: 0

Miguel Medina
Miguel Medina
Especialista en Comunicación Digital y Social Media. Content Manager, Editor y Redactor de Contenidos Web en diferentes revistas y medios de prensa online. Prosélito devoto del Lean Writing. Desayuno datos, almuerzo datos y ceno datos. El lector es el único que siempre tiene razón.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre