Relojes, su evolución a través de la historia de la humanidad

0
(0)

Desde el principio de la historia el ser humano sintió la necesidad de medir y controlar el tiempo. Diferentes tipos de relojes se han inventado para satisfacer este deseo, desde los relojes de sol hasta los sofisticados relojes inteligentes. La historia del reloj evolucionó junto a la del hombre.

Los primeros métodos que se usaron para medir el tiempo fueron elementos naturales como el sol y las estrellas. Estos sistemas tenían inconvenientes y variables que el hombre no podía controlar, los cielos nublados, por ejemplo. Es así como la agudeza y la inteligencia humana toman forma, ingeniando nuevos métodos de medición. Con el pasar de los siglos los cambios son abismales y largo el camino recorrido. 

La evolución del reloj

Los primeros métodos imprecisos y elementales nacen prácticamente en el principio de la historia humana. Los relojes de fuego se usaban para marcar el tiempo en que tardaba en consumirse la llama. Posteriormente llegaron los relojes de arena, que son muy conocidos aún hoy en día, y los relojes de agua que funcionan de manera similar. Estos métodos no daban la hora, pero servían para establecer espacios de tiempo.  

Se cree que fueron los caldeos quienes inventaron el reloj de sol, formado por una varilla incrustada en una semi-esfera, que en Grecia se hizo muy popular y posteriormente tomó múltiples formas.

El reloj en la edad media

Fue en el siglo XII que se inventaron los relojes mecánicos, que funcionaban con el sistema de “regulación foliot” proveniente del francés “faire le fou”, refiriéndose esto a “dar vueltas como un loco”. Estos dispositivos se ponían en lugares públicos como iglesias, catedrales y ayuntamientos. En un principio fueron construidos por cerrajeros, eran de hierro y solo tenían una aguja.

El reloj en la edad moderna

La verdadera revolución llega en 1656 con el reloj de péndulo, que daba la hora de forma más exacta y tenía una segunda aguja, la del minutero. Su sistema se basa en la oscilación y balanceo armónico en intervalos iguales de tiempo. El problema de este sistema era que exigía estar estático, por lo que no servían para otras tareas como la navegación. Es así como en 1675 se inventa el volante espiral que también es el origen del reloj de bolsillo. Ambos casos eran relojes de cuerda cuyos sistemas de funcionamiento perduraron en el tiempo.

El reloj en la edad contemporánea

A principios del siglo XIX, Louis Berthoud, un relojero suizo, inventa el cronómetro y perfecciona el sistema de cuerda. Un dato curioso en la historia fue el reloj de pulsera, inventado en 1812 debido a una solicitud hecha por la reina de Nápoles, prohibido a las mujeres por mucho tiempo y posteriormente convertidas en sus principales usuarias, mientras los hombres optaban por el reloj de bolsillo por considerarlo muy femenino.

Luego a principios del siglo XX se inventó el reloj de cuarzo que funciona con una batería que mediante un circuito envía electricidad al cristal de cuarzo. En 1949 se inventa el reloj atómico que se basa en la frecuencia de transiciones energéticas en los átomos.

Smartwatch, el reloj moderno

El reloj moderno smartwatch, también llamado reloj inteligente, es un dispositivo que tiene múltiples e increíbles funciones. Su forma es la de un reloj de pulsera, pero tiene conexión a internet, funciones GPS, búsquedas de información y una gran cantidad de innovaciones de la más alta tecnología.

La trayectoria ha sido larga y los cambios enormes. Pasamos de la medición de espacios de tiempo con relojes de arena o de agua, a la exactitud más perfecta, con funciones e innovaciones inimaginables para los primeros inventores de la historia del reloj.

Puntúa este contenido

Puntuación: 0 / 5. Votos: 0

Julia Cotino
Diplomada en Literatura Hispánica y Máster en Literatura Creativa por la Universidad Autónoma de Barcelona. Apasionada de los libros en papel y del color rosa. Escribo para diversos medios online y blogs especializados.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre