domingo, 3 marzo 2024 |

Actualizado a las

23:00

h CEST

8.1 C
Madrid

Reformas en cocinas y baños: ¿por qué elegir azulejos?

Puntuación media: 0 | Votos: 0

Los azulejos nacieron en la antigua Mesopotamia y en Egipto. Desde antes de Cristo se usaban como suelos y paredes tanto decorativas como elementos de construcción claves. En el siglo XII llegaron a Europa y fueron adoptados por muchos países con especial énfasis en España e Italia. Con la llegada de Colón a América estos se usaron en miles de edificaciones en el nuevo mundo.

¿Por qué las baldosas han perdurado hasta hoy? Ocho siglos han pasado desde que estas llegaron a España. Las razones de su uso profuso son las prestaciones que brindan. Pero, los azulejos baños y cocinas son los que destacan porque ofrecen durabilidad, belleza, adaptabilidad de estilos y líneas de diseño y decoración y un enorme abanico de precios que permite a todos los presupuestos adquirir la que mejor vaya con el dinero disponible para obras y reformas.

Azulejos en baños y cocinas: razones para usarlos

Las baldosas o azulejos vienen en cientos de modelos, varios tamaños estándares o a medida, colores y estampados (o sin ellos) muy variados y las cocinas y los baños son los lugares donde más se usan.

No importa si es una casa o piso de familia, una oficina, una fábrica o un comercio, hay azulejos para cada proyecto. Pero, los baños Malaga y las cocinas de todo el mundo son los grandes beneficiados de los azulejos.

La impermeabilidad, la resistencia al calor y su carácter ignífugo, ligado a la facilidad de mantenimiento los hacen los reyes y, muchas veces, el eje central de las decoraciones.

Estos son los motivos para usar azulejos en baños y cocinas:

Máxima resistencia

Las baldosas se hacen mezclando diversos compuestos minerales, fibras naturales, vidrio, resinas, pigmentos y aglutinantes que dan como resultado una enorme gama de azulejos para variadas aplicaciones.

Los hay de barro, pasta roja o blanca para revestimiento, baldosa hidráulica con sus acabados típicos, porcelánicos, vítreos o láminas porcelánicas, conocidas como Techlam. Todos estos sirven para muchos propósitos.

Unos son buenos para suelos y paredes interiores en baños, cocinas, salones, sitios comerciales. Otros van mejor en exteriores como jardines, terrazas y patios. Algunos son más resistentes para espacios con mucho tráfico de personas (como un supermercado, por ejemplo) y otros se destinan al uso doméstico de viviendas.

En todo caso, lo que los hace tan versátiles es su resistencia y durabilidad. No importa donde se instalen, se ponen para durar y resistir la utilización constante, las variaciones del clima, la humedad y el calor y el paso del tiempo.

Por eso casi siempre se usan azulejos para baños y cocinas. Son estancias de la casa expuestas al calor, a la humedad, al uso diario y la limpieza rutinaria con detergentes abrasivos porque se usan para desmanchar, desinfectar, liberar las superficies de hongos y moho.

Gran cantidad de diseños para todos los usos

Hay que ponerse en lugar de un ingeniero o arquitecto que hacen muchos proyectos de construcción o reformas. No es lo mismo hacer una cocina o un baño para una vivienda unifamiliar, que una cocina industrial de un gran restaurante o baños de uso público.

Tampoco es lo mismo diseñar un hotel que una fábrica. No obstante, los azulejos existen en tal variedad que hay uno para las diversas necesidades arquitectónicas, prácticas apegadas a los requerimientos de diseños y decoraciones diversas.

Los hay que imitan a otros materiales como la madera, el granito o el mármol y de tamaños y formas muy variadas.

Los azulejos de gran formato se aplican en suelos y paredes de espacios amplios y los de dimensiones menores para ambientes o habitaciones más pequeñas.

De igual manera, se pueden emplear los decorados con líneas, flores u otros diseños o los que son de un solo color. Todo en función de lo que se desee.

Adaptable a cualquier presupuesto

Este es, quizás, el mayor atractivo de los azulejos. Los hay baratos y muy caros. El rango de precios es tal que se puede escoger un modelo y diseño adaptable a cada proyecto arquitectónico sin temer que los costes impidan su uso.Los azulejos se consiguen desde 2 o 10 euros el metro cuadrado hasta los 60 o 100 euros el metro cuadrado.

¿Te ha gustado este contenido?

Valóralo y ayúdanos a mejorar

Puntuación media: 0 | Votos: 0

Cinco Noticias / Variedades / Reformas en cocinas y baños: ¿por qué elegir azulejos?

No te pierdas...

Lo último

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre