Las 4 cosas que necesita un film para considerarse una película de culto

5
(1)

¿Cómo son las películas de culto y por qué despiertan tanto interés? ¿Cómo surgieron? ¿Se pueden considerar las películas taquilleras con legiones de fanáticos como cintas de culto?

En el mundo del cine están las películas taquilleras, aquellas que ganan el respeto y aprobación de la crítica y las películas de culto. Pero, ¿qué es una película de culto exactamente? Las pelis de culto y los clásicos de culto (cuando la película de culto en cuestión envejece), se refieren a aquellas películas que, sin necesariamente tener el apoyo de la crítica o haber sido taquilleras, van acumulando una fanaticada muy dedicada, que se mantiene en el tiempo.

El Club de la Lucha:
Lo que sabes y lo que no sobre esta película de culto

Leer artículo

Por tanto, los cultos que crecen en torno a estas películas se mantienen gracias a que estos fanáticos transmiten las cintas de generación en generación, logrando así renovar las legiones de admiradores.

¿Cómo surgieron las películas de culto?

Durante la época del Hollywood clásico, muy pocas películas trascendieron a través del tiempo, debido a la alta rotación de cintas en los teatros y a que no existían medios de distribución posterior como la televisión o los videos caseros. Luego, cuando surgió la televisión, el panorama siguió siendo el mismo, las películas no trascendían más allá de sus primeras reproducciones en la programación televisiva.

Las cosas comenzaron a cambiar a principios de 1970, cuando los teatros comienzan a reproducir películas independientes o underground, en el horario de la medianoche. Esto permitió que las películas distribuidas permanecieran mayor tiempo en rotación, llegando a durar incluso años en estos espacios. Fue así como nació el cine de culto.

De este tipo de distribución de películas se convirtieron en cintas de culto El Topo (1970), Pink Flamingos (1972), The Harder They Come (1972) y la más famosa de todas, The Rocky Horror Picture Show (1975). Luego, la introducción del VHS ayudó a que las películas de culto se mantuviesen vigentes en su público, mientras ganaban más fanáticos.

Qué debe tener una película para ser considerada película de culto

Si bien la mayoría de las películas de culto son de los géneros de terror y ciencia ficción, hay una serie de características con las que debe contar un film para convertirse en una película de culto.

1. Ser Impopular entre la crítica y la taquilla

El primer parámetro que deben cumplir estos films para llegar a ser de culto es que no sean populares en el momento de su estreno. Después de todo, son películas de culto porque tienen una base de seguidores pequeña, pero muy fiel.

Sin embargo, también hay pelis de culto porque en su momento no recibieron la crítica favorable que merecían –como es el caso de La Noche de los Muertos Vivientes (1968) y The Evil Dead (1981)–, que con el tiempo dejan de considerarse de culto al lograr un mejor reconocimiento por parte de la crítica moderna.

2. Tener una producción deficiente

En su mayoría, las películas de culto suelen tener una producción muy deficiente. Esto puede influir también en una opinión nada benevolente por parte de la crítica especializada, pero a efectos del cine de culto, esto suma puntos.

Así, películas consideradas terriblemente deficientes en su producción, guión y/o dirección, como Reefer Madness (1936), Plan 9 from Outer Space (1959) y The Room (2003), terminan siendo películas de culto exactamente por estas razones. En estos casos el público, si bien es consciente de que la calidad de la película no es la mejor, precisamente encuentran en este factor algo muy atrayente.

3. Cuanto más controvertida, mejor

Otra característica destacable de estas películas es que suelen ser muy extravagantes y a menudo controvertidas, resultando incómodas para los cánones que dicta la industria del cine.

Este suele ser un factor determinante para las películas de culto como The Rocky Horror Picture Show, que desafiaba tabúes sexuales, o como la altamente violenta The Boondock Saints (1999).

4. Dejar un legado perdurable en el tiempo

El aspecto más importante con el que debe cumplir una película de culto es el legado en el tiempo. Estas cintas no solo deben traspasar generaciones, pues también deben inspirar en sus fanáticos un motivo de celebración del film en sí.

Un buen ejemplo es el Lebowski Fest, una celebración anual que se realiza en torno a la película The Big Lebowski (1998), que también cuenta con su propia religión, llamada Dudeism, en honor a su personaje protagonista.

Otro ejemplo es la mencionada The Rocky Horror Picture Show que durante décadas continuas de edición limitada en el horario de medianoche ha acumulado cientos de fanáticos recitando todos los diálogos y canciones en las salas de cine y acuden a verla vistiendo como sus personajes favoritos.

Puntúa este contenido

Puntuación: 5 / 5. Votos: 1

Referencias:

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre