La formación japonesa Open Reel Ensemble utiliza tecnología antigua, aquella que la mayoría desecha por considerarla chatarra electrónica, para producir música.

Conectan grabadoras de cinta, televisores de tubo y ventiladores con modernos ordenadores, amplificadores y mezcladores para crear extrañas sinfonías y música de baile experimental.

Su objetivo es revelar su valor oculto, que la gente se dé cuenta de la importancia de la tecnología antigua, y de lo divertido que puede ser dar un nuevo uso a los artilugios retro que todo el mundo se apresura a descartar.

“Los objetos tecnológicos antiguos que utilizamos simbolizan el crecimiento económico que ha experimentado Japón. Es bueno inculcar otro significado a las cosas viejas y no decirles adiós”, comenta Ei Wada, líder y creador del grupo.

Cómo nació la banda Open Reel Ensemble

Ei Wada
Ei Wada cantando a través de un megáfono

Hablar del nacimiento del grupo es imposible sin centrarse en Ei Wada, su fundador, un programador titulado en la Universidad Tama Art (Tokio) que se reconvirtió en compositor.

Se interesó por primera vez en la música durante una representación de Gamelan en Indonesia, una música indígena en la que se utilizan instrumentos de percusión.

“Quedé impresionado por el eco de esos sonidos, fue como viajar a otro mundo”, afirma Wada.

Años después, mientras jugueteaba con cintas viejas de cassette, reparó en que esos sonidos discordantes le recordaban a aquella música de Indonesia. Desde entonces, Wada se ha dedicado a crear música utilizando la tecnología antigua que la gente desecha.

La fundación de Open Reel Ensemble tuvo lugar mientras Wada se encontraba en la universidad, junto con tres de sus amigos. Aprendieron a crear sus propios sonidos con grabadoras antiguas a través del método de prueba y error.

Televisores de tubo y ventiladores

En el año 2010 empezaron a utilizar televisores conectados a amplificadores de guitarra. Golpean las pantallas de los televisores para activar efectos de sonido y de luz, como si se trataran de tambores sicodélicos. Un año después, añadieron ventiladores en sus actuaciones.

Conectaron los ventiladores que diseñaron, a los que llaman “Exhaust Fancillator”, a retroproyectores, y paneles solares pequeños a los altavoces. Al ponerse en marcha los ventiladores, alimentan los proyectores y los paneles solares, lo que produce sonido en los altavoces.

Esta voluntad de reutilizar, inventar y crear es a la vez un experimento fascinante y un espectáculo artístico, que fabrica increíbles composiciones sonoras.

Referencias:

Calificación: 5/5 (3 votos)

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre