sábado, 25 mayo 2024 |

Actualizado a las

11:32

h CEST

18.8 C
Madrid

Un nuevo estudio revela cómo las células NK pueden regular la actividad de las células T, lo que podría interferir en las inmunoterapias contra el cáncer

La proteína B7H6 emerge como una molécula clave en este proceso de regulación inmunológica.

Recientemente, investigadores del Centro Alemán de Investigación del Cáncer (DKFZ) y el Centro Médico Universitario de Mannheim (UMM) en Alemania, han destapado un fenómeno hasta ahora desconocido que podría cambiar fundamentalmente la comprensión de cómo las terapias contra el cáncer interactúan con el sistema inmunológico. 

Este hallazgo, que implica el control de las células T activadas por parte de las células asesinas naturales (NK), podría tener implicaciones profundas en la eficacia de las terapias actuales y futuras contra el cáncer.

Las células T, como parte central del sistema inmunológico, desempeñan un papel crucial en la defensa del cuerpo contra infecciones y células tumorales. 

Sin embargo, su activación descontrolada puede llevar a reacciones autoinmunes dañinas. 

Para evitar esto, el cuerpo ejerce un estricto control sobre la actividad de las células T, un proceso que implica una compleja red de moléculas y señales. Hasta ahora, se pensaba que este control era ejercido principalmente por factores internos del sistema inmunológico.

No obstante, el estudio reciente arroja una nueva luz sobre este proceso al revelar que las células NK, un tipo diferente de célula inmunitaria, también desempeñan un papel importante en el control de las células T. 

Las células NK, parte de la inmunidad innata, son conocidas por su capacidad para detectar y eliminar rápidamente células infectadas o malignas. 

Ahora se ha descubierto que estas células también pueden regular la actividad de las células T, lo que plantea preguntas importantes sobre cómo esto podría afectar a las terapias contra el cáncer.

«Los estudios han demostrado que las células NK también pueden destruir las células T activadas y limitar así su proliferación», explica el profesor Michael Platten, líder del estudio. 

Este hallazgo abre nuevas posibilidades para comprender y modular la respuesta inmune en el contexto del cáncer. 

Identificar la proteína B7H6 como una molécula de reconocimiento para los ataques de las células NK en las células T activadas representa un paso significativo hacia adelante en esta investigación.

La proteína B7H6 se encontró en grandes cantidades en las células T activadas de la sangre de pacientes con enfermedades autoinmunes, cáncer o infecciones virales. 

Experimentos de laboratorio confirmaron que las células NK reconocen estas células T activadas por su expresión de B7H6 y las atacan selectivamente. 

Este proceso parece ser parte de un mecanismo intrínseco de las células T para limitar su propia activación y expansión excesiva, una forma natural de controlar las respuestas inmunes destructivas.

Este descubrimiento plantea importantes preguntas sobre cómo este mecanismo podría influir en la eficacia de las terapias contra el cáncer. 

Por ejemplo, se ha observado que los pacientes con ciertos tipos de cáncer que no responden bien a las terapias con inhibidores de puntos de control inmunológico (ICI) tienen una mayor cantidad de células NK en el tejido tumoral. 

Esto sugiere que la regulación de las células T por parte de las células NK podría interferir con la respuesta inmune contra el cáncer inducida por estas terapias.

Además, las terapias celulares emergentes, como las células CAR-T, podrían verse afectadas por este mecanismo. 

Las células CAR-T, diseñadas para atacar específicamente las células cancerosas, también pueden ser objetivo de las células NK, lo que limita su persistencia en el cuerpo del paciente. 

Estos hallazgos plantean la posibilidad de que intervenciones específicas para proteger las células CAR-T de la destrucción por parte de las células NK podrían mejorar la eficacia de estas terapias.

El profesor Platten y su equipo planean llevar estos hallazgos al siguiente nivel con ensayos clínicos que exploren formas de proteger las células CAR-T de la eliminación por parte de las células NK. 

Si tienen éxito, estas intervenciones podrían abrir nuevas vías para mejorar las terapias contra el cáncer y ofrecer esperanza a los pacientes en su lucha contra esta enfermedad devastadora.

Cinco Noticias / Lifestyle / Un nuevo estudio revela cómo las células NK pueden regular la actividad de las células T, lo que podría interferir en las inmunoterapias contra el cáncer

Cita esta noticia

Pincha en el botón "Copiar cita" o selecciona y copia el siguiente texto:

Cinco Noticias, Redacción. (2024, 08 mayo). Un nuevo estudio revela cómo las células NK pueden regular la actividad de las células T, lo que podría interferir en las inmunoterapias contra el cáncer. Cinco Noticias https://www.cinconoticias.com/nuevo-estudio-revela-como-celulas-nk-pueden-regular-actividad-celulas-t-podria-interferir-inmunoterapias-contra-cancer/

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre