¿Te asustan los murciélagos? Estos datos te harán cambiar de opinión

4.7
(7)

Los murciélagos son popularmente relacionados con figuras poderosas, como los temidos vampiros, o el conocido Batman. Quizás por su preferencia por la oscuridad, su extraña apariencia o su vida nocturna, son animales algo difíciles de estudiar, lo que ha llevado a que se formen curiosos mitos y leyendas alrededor de esta especie.

En China son considerados animales que dan buena suerte, mientras que en el antiguo Egipto se creía que podían curar una gran cantidad de enfermedades. Y la verdad es que no son tan malos como la cultura y las tradiciones nos han hecho creer…

Falsos mitos sobre los murciélagos

1. Son ratas voladoras

A pesar de su similar apariencia a las ratas, no pertenecen a la misma familia. De hecho ni siquiera comparten los comportamientos típicos de los roedores, no comen madera, ni plástico y no son para nada molestos.

Los murciélagos pertenecen a la familia de mamíferos Chiroptera, que significa “mano-ala”, debido a que los huesos presentes en las alas de los murciélagos son los mismos que se encuentran en las manos humanas.

2. Los murciélagos se alimentan de sangre

Este es el mito más extendido y por el que muchas personas les temen, relacionándoles con el temible Conde Drácula.

Murciélago vampiro común
Vampiro común (Desmodus rotundus)

Pero la verdad es que de las aproximadamente 1.200 especies de murciélagos, solo 3 son murciélagos vampiros, y no se alimentan de sangre humana como puede creerse. Su proceso de alimentación es similar al de los mosquitos, que se nutren poco a poco con sangre de ganado.

3. Son una plaga

A pesar de la creencia popular, la verdad es todo lo contrario: los murciélagos pueden comer hasta mil insectos en una noche, ofreciendo un excelente servicio de control de plagas totalmente gratuito.

Además, al igual que las abejas, polinizan plantas, distribuyen semillas, y el guano (su excremento) es utilizado como fertilizante.

4. Pueden contagiar la rabia a los humanos

Nada más lejos de la realidad. De hecho, según Shari Clark, presidenta del Conservatorio de Murciélagos de Florida, los murciélagos son menos propensos que otros mamíferos a contraer rabia. Y, en caso de que la contrajeran, no atacarían a otros seres, ya que la rabia los paraliza imposibilitándoles volar.

5. Los murciélagos son totalmente ciegos

Este es otro de los mitos más populares, hasta el punto de que incluso existe la expresión “más ciego que un murciélago”.

Pero, Rob Miles, director ejecutivo de la Organización para la Conservación de los Murciélagos, asegura que tienen una excelente vista que les permite ver hasta tres veces mejor que los humanos. En todo caso, la visión varía según cada especie, pero ninguna de ellas es totalmente ciega.

murciélago de la fruta
La activista animal Nora Lifschitz sostiene un murciélago de la fruta herido (Menahem Kahana/AFP via Getty Images)

Cada uno de los mitos mencionados en esta lista refleja el poco conocimiento que se tiene sobre los murciélagos. La realidad es totalmente distinta: en vez de ser animales peligrosos o dañinos, son verdaderamente beneficiosos.

Como dato curioso adicional, vale la pena mencionar que en la actualidad se está trabajando en un medicamento contra la coagulación sanguínea llamado Draculina y está elaborado en base a la saliva de los murciélagos.

Puntúa este contenido

Puntuación: 4.7 / 5. Votos: 7

Referencias: Bat World, Learn About Bats, The British Columbia Society for the Prevention of Cruelty to Animals.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre