Maltrato animal: qué es y cómo puede evitarse

A pesar de ilo que pueda parecer, se podría decir que en nuestra sociedad actual se ha avanzado mucho en cuanto al tema de los derechos de los animales. La tipificación del maltrato animal como delito en casi todo el mundo es prueba de estos avances. Sin embargo, aún queda muchísimo por hacer.

Lo mejor de esta situación es que cada individuo, cada persona, puede aportar mucho desde su tribuna en favor de los derechos de los animales. Sea de manera directa o indirecta, existen una serie de acciones que se pueden emprender para ayudar a crear consciencia y disminuir el maltrato animal.

Qué se considera maltrato animal

El maltrato animal ha sido definido por The Humane Society como cualquier comportamiento o acción en detrimento de un animal que provoque en este dolor o estrés. Así pues, la organización también divide el maltrato animal en dos tipos: el directo y el indirecto.

Maltrato animal directo

El maltrato animal directo se refiere a la participación directa en acciones contra el animal –desde la falta de atención hasta la tortura– que provoquen dolor, estrés, desnutrición y hasta la muerte.

Maltrato animal indirecto

El maltrato animal indirecto tiene que ver con presenciar u observar cualquier tipo de maltrato y no hacer nada para impedirlo, lo que se tipifica como una participación pasiva.

Acciones efectivas para mitigar el maltrato animal

Existen una serie de tácticas que se pueden poner en práctica para ayudar a disminuir el maltrato animal, entre las cuales se encuentran:

  1. Reconocer cuándo hay maltrato. Si el animal muestra signos de abandono, como infestación de pulgas y garrapatas, pérdida de pelaje, heridas en su cuerpo, extrema delgadez y deshidratación…, significa que se encuentra en una situación de maltrato.
  2. Denunciar casos de maltrato ante las autoridades.
  3. Ejercer presión a las autoridades y hacer el debido seguimiento, para que las denuncias se tengan en cuenta.
  4. Prestar apoyo como voluntario a las leyes y organizaciones sin ánimo de lucro que trabajan en pro de esta causa.
  5. Ser activista y ayudar en la adopción de animales apoyando a los refugios, bien sea divulgando campañas o realizando donativos de todo tipo.
  6. Educar a los niños pequeños sobre la importancia de tratar de forma respetuosa y amorosa a los animales.
  7. Dar un buen ejemplo con las mascotas propias, lo cual va mucho más allá de simplemente darles una buena alimentación. También implica vacunarles y controlar su estado de salud, sacarles de paseo, asegurarse de que no pasan frío, darles amor, respetarles y aceptarles como un miembro más de la familia de pleno derecho.

Cómo lograr los objetivos contra el maltrato animal

Para diminuir el maltrato animal es necesario empezar con la educación, sobre todo en lo que respecta a los más pequeños de la casa, enseñándoles valores de respeto, cuidado, responsabilidad y empatía.

Estas enseñanzas y valores deben ser asumidas y aplicadas también por los adultos del hogar, que deben predicar con el ejemplo y servir de guía para conseguir una buena conducta de cara a los animales.

Si todos aprenden y aplican estas virtudes podrán reconocer y comprender que los animales son seres sintientes con derechos que no merecen sufrir ningún tipo de dolor y que mantener una mascota es un compromiso a lorgo plazo que requiere de una gran responsabilidad para poder atender todas sus necesidades.

Calificación: 0/5 (0 votos)