5 grandes maestros de la historieta argentina del siglo XX

3
(2)

El talento de estos artistas de la historieta nada tiene que envidiar a los grandes exponentes norteamericanos y europeos. Estos genios del cómic argentino son los más brillantes de una constelación enorme de clásicos en novela gráfica…

El siglo XX presenció la explosión de la historieta, o cómic, como medio de lectura y como forma de arte.

Casi todo el imaginario que hoy conocemos y vinculamos con el cómic nació a mediados de ese siglotan complicado, lleno de guerras y masacres, y profundos cuestionamientos a nuestra forma de entender el mundo.

Sin duda, el cómic y la novela gráfica, tanto como las otras formas de arte, se hicieron eco de todo lo que estaba pasando en aquel momento y no ha dejado de hacerlo desde aquel entonces.

La historieta, un arte de consumo mundial

Si bien no existe un país que pueda atribuirse la invención de la historieta, ya que sus inicios son comunes a distintas geografías del planeta al mismo tiempo, sí es cierto que algunas naciones cultivaron este arte más que otras.

Estados Unidos, por ejemplo, supo ver en las revistas de aventuras y detectives un remedio fantástico para la gran depresión de la década de los 30, así como un vehículo eficiente de propaganda nacionalista y valores patrios durante la Segunda Guerra Mundial.

Japón, similarmente, lo ha cultivado desde tiempos inmemoriales y el Manga (que significa en su idioma “dibujos irresponsables”) ha sido siempre una forma de desahogo social y político. Eso por no hablar de la reciente explosión de dibujos animados orientales, que, desde los años 80, ha ganado terreno en todo Occidente.

Dragon Ball Super Ending
Dragon Ball Super Ending

En ese sentido, América Latina también tiene sus bastiones del cómic, que lo cultivaron con esmero más allá de las viñetas de sátira política que eran comunes durante su época de independencia. Chile, México, Perú y Argentina son algunos casos importantes de ello. Pero de todos, el argentino es quizá el que vivió una época dorada más importante.

¿Sabes quiénes son los autores más importantes del género en Argentina? ¿Conoces su obra? A continuación explicaremos quiénes son los nombres más importantes y qué puedes leer para familiarizarte con la obra de estos maestros sudamericanos de la historieta.

Los artistas más grandes de la historieta argentina

Esta lista de artistas argentinos del cómic incluye a los mejores dibujantes y escritores, cuyas obras fundaron escuela a mediados del siglo XX y aún hoy son reconocidas como piezas clásicas del género dentro y fuera de ese país.

1. Alberto Breccia (1919-1993)

Nacido en Uruguay, este gigantesco ilustrador desarrolló toda su carrera en Argentina, donde llevó adelante obras de tanta importancia –tanto en guiones originales como en versiones literarias llevadas al cómic–, que se le tiene por uno de los máximos exponentes nacionales e incluso mundiales del género.

Alberto Breccia
Alberto Breccia

Entre sus obras más celebradas figuran series en colaboración con grandes escritores del cómic como H. G. Oesterheld o Juan Sasturain, centradas en la continuidad de una misma trama, e ilustradas a menudo en acuarela, con un estilo gótico y sombrío, rico en texturas, que sería característico de su obra.

Entre ellas destacan Perramus, Un tal Danieri, Sherlock Time, Mort Cinder, Ernie Pike y una conocida readaptación de El Eternauta.

También se le conocen versiones magistrales de Lovecraft, Papini, Stevenson, Sábato, Poe, Los hermanos Grimm y adaptaciones biográficas de personajes políticos famosos, como Eva Perón o Lope de Aguirre, algunos en trabajo conjunto con su propio hijo Enrique, quien siguió los pasos de su padre. 

Viñeta de Perramus
Viñeta de Perramus

Además de su obra historietística, fue un importante profesor en el Instituto de Directores de Arte (IDA) que fundó con algunos socios del mundo del arte y de la cultura. En este lugar se daban cita diversos intelectuales de la época, como Jorge Luis Borges, para dar conferencias y debatir ideas.

Breccia fue un enorme entusiasta de las artes plásticas, incursionando con éxito en el acrílico y la pintura al óleo.

2. Héctor Germán Oesterheld (1919-1978)

El mítico H. G. Oesterheld no solo es un nombre obligatorio en la historia del cómic argentino, sino también un símbolo de la resistencia del ser humano sensible contra la tiranía y los desmanes del despotismo.

Héctor Germán Oesterheld junto a varios ejemplares de su publicación, Hora Cero.
Héctor Germán Oesterheld junto a varios ejemplares de su publicación, Hora Cero.

Víctima, en 1978, de las desapariciones forzadas de la última dictadura militar argentina, fue asesinado en la clandestinidad, como una forma de silenciar su arte gráfico, tremendamente militante e inmerso en sus convicciones políticas.

Fue escritor frecuente para revistas importantes en su época, como Hora cero, Misterix y Frontera, amén de la célebre Más allá, primera revista de ciencia ficción de habla hispana.

Su obra fue extensa y cristalizó en dos series principales: Bull Rocket y Sargento Kirk, ambas en diálogo con el estilo de las historietas norteamericanas.

Pero su obra maestra es El Eternauta, con dibujos de Francisco Solano López: una historia de invasión extraterrestre a la Argentina, que retrató las angustias de su época a la perfección y, aún hoy en día, se considera una brillante aproximación a lo patrio.

El Eternauta, edición vintage
El Eternauta, edición vintage

La mayoría de sus obras escritas contaban con un alto contenido político y estaban comprometidas con su causa. Tanto así, que a finales de la década de los 70, una vez iniciada la dictadura militar que se dio a conocer como el Proceso de Reorganización Nacional, Oesterheld y sus hijas se unieron al movimiento guerrillero Montoneros que resistió activamente el gobierno militar y del cual fue jefe de prensa.

Desde la clandestinidad continuó publicando sus relatos, incluida una segunda, y menos exitosa, parte de El Eternauta.

En 1977, ya desaparecidas y asesinadas sus cuatro hijas, sus yernos y sus nietos, fue secuestrado por los agentes de la dictadura y ejecutado. Aún hoy en día se le recuerda y se le rinden homenajes.

3. Francisco Solano López (1928-2011)

El afamado ilustrador de El Eternauta, trabajó mano a mano con H. G. Oesterheld desde 1955, ilustrando su serie Bull Rocket y, con Breccia, en su Ernie Pike, entre muchos otros.

Francisco Solano López junto a Juan Salvo, su personaje de El Eternauta
Francisco Solano López junto a Juan Salvo, su personaje de El Eternauta

Produjo una extensa obra artística en diversas revistas de la época, incluso en algunas europeas, pues vivió en el viejo continente entre 1963 y 1968. Cosa que volvería a hacer durante los años iniciales de la última dictadura militar argentina, cuando se exilió junto con su familia en España. Luego se mudaría a Río de Janeiro y, finalmente, volvería a la Argentina en democracia mientras trabajaba para diversos proyectos estadounidenses.

En varias ocasiones retomaría el personaje de El Eternauta, nunca con el mismo éxito de su entrega inicial, o de la segunda.

En 1997 lo hizo con El mundo arrepentido, explorando los sucesos posibles entre la primera y segunda entregas, hasta que, en 2001, decide omitir la segunda parte y situar los eventos en un Buenos Aires gobernado secretamente por los alienígenas invasores, quienes han convencido a los ciudadanos supervivientes de que su llegada fue pacífica y nunca hubo una conquista violenta. Se trataba, como él mismo lo explicó, de una metáfora de las fuerzas silenciosas del capital internacional en los países menos desarrollados.

Viñetas de El mundo arrepentido
Viñetas de El mundo arrepentido

En 2008, tanto solo tres años antes de que muriera de un derrame cerebral, Solano López fue consagrado como “Personalidad destacada de la cultura” en la ciudad de Buenos Aires.

4. Carlos Trillo (1943-2011)

Uno de los grandes guionistas de historieta argentinos, cuyo inicio estuvo en la revista Patoruzú, donde colaboró hasta 1968.

Montaje de Carlos Trillo con algunas de sus creaciones (Nac & Pop)
Montaje de Carlos Trillo con algunas de sus creaciones (Nac & Pop)

Fue prolífico en relatos, historias y guiones de historieta para diversos ilustradores como Horacio Altuna, con quien creó la popular tira cómica El Loco Chávez, que narra las aventuras de un mujeriego periodista porteño; y con Alberto Breccia, con quien escribió el policial negro Un tal Danieri.

Sus obras incursionan principalmente en el humor y la ciencia ficción, a veces las dos cosas.

Durante la dictadura militar publicó, junto con Altuna, en España, la tira Las puertitas del Sr. López, donde hacía una crítica velada de la Argentina bajo dictadura, representándola como un funcionario cobarde y pusilánime del cual su jefe abusa cada vez que quería. También es muy conocido su El último recreo, un mundo futuro poblado solo por niños.

Trillo fue fundador de El Globo Editor en España y creador para la revista Jueves de Clara de noche, historieta protagonizada por una madre prostituta.

Página del cómic Clara de noche
Página del cómic Clara de noche

5. Horacio Altuna (1941)

El único aún con vida de la lista, es reconocido mundialmente por su trabajo como ilustrador, tanto a solas como en colaboración con varios de los artistas de esta lista.

Horacio Altuna durante una entrevista
Horacio Altuna durante una entrevista (La Voz)

Su carrera se encuentra íntimamente vinculada con la de Trillo, con quien trabajó desde 1974, cuando ilustró un guión suyo para la revista Satiricón. Desde entonces trabajarían juntos en numerosas ocasiones.

Con El Loco Chávez, aparecido en el diario Clarín, los dibujos de Altuna –sobre todo los de las chicas– recibirían aceptación masiva. Una de sus mujeres de ficción, Pampita, se convertiría en un icono de la cultura popular.

Por esa labor recibió el premio de la Asociación de Dibujantes de la Argentina en 1978 y el premio a la mejor tira diaria argentina en la Cuarta Bienal del Humor e Historieta de Córdoba, su ciudad natal. El Loco Chávez se publicó por última vez en 1987.

Viñetas de El Loco Chávez
Viñetas de El Loco Chávez

El resto de su obra aparece en revistas como Fierro, Humor y Superhumor, a menudo en colaboración con Trillo.

En solitario destaca Ficcionario (1984), importante incursión futurista en la Ciencia Ficción, donde hace de guionista e ilustrador.

Dos años después publicará Chances y recibirá por esta historieta el premio Yellow Kid al mejor autor internacional. Esta es una de las distinciones más altas en el mundo de los creadores de historietas.

También colaboró con Playboy, Sexhumor y volvió luego a Clarín, donde aún publica una tira llamada Es lo que hay (reality).

En 2004 le fue entregado el Gran Premio del Salón Internacional del Cómic en Barcelona. Es el único autor no español que lo ha recibido. Este listado es un pequeño acercamiento a la obra de los genios del cómic suramericano. Breccia, Oesterheld, Solano López, Trillo y Altuna son cinco estrellas (quizás las más rutilantes) de una constelación enorme e internacional de clásicos en historieta y novela gráfica. Talento que nada tiene que envidiar a los grandes exponentes norteamericanos y europeos.

Puntúa este contenido

Puntuación: 3 / 5. Votos: 2

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

1 Comentario

  1. No debieron dejar afuera a Robin Wood. ¿Tal vez porque nació en Paraguay? Bueno, incluyeron al maestro Breccia, que nació en Uruguay…
    Fue el creador de mas de 95 personajes de historieta y formó una dupla mítica junto a Lucho Olivera.
    Nippur de Lagash; Dennis Martin; Savarese; Dago; Jackaroe; Gilgamesh el Inmortal; Pepe Sánchez; Mi Novia y Yo, fueron algunos de sus inolvidables creaciones.

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre