Los urinarios ecológicos al aire libre que causan polémica en París

4.9
(7)

Las autoridades de París han colocado urinarios ecológicos en las calles como una solución para terminar con los malos olores de la ciudad, producidos por los orines de turistas y viandantes.

Estos urinarios llevan por nombre uritrottoir, son rojos y están coronados con una maceta con flores y plantas.

La orina depositada es recogida posteriormente por el ayuntamiento para utilizar como fertilizante, ya que contiene fósforo, nitrógeno y potasio. Con esta medida se pretende beneficiar tanto al ambiente como a los peatones.

Su ubicación, a lo largo de la ciudad, está indicada con unos carteles informativos que anuncian su presencia y sirven como guía para hacer uso de este servicio.

A pesar de las buenas intenciones de las autoridades, la instalación de estos urinarios ha causado críticas y controversia por diversos motivos, principalmente porque el modelo elegido se encuentran al aire libre y sin ningún tipo de paredes que oculten o proporcionen intimidad a aquel que lo use.

Uno de los urinarios llama especialmente la atención: está situado justo frente al río Sena. La espectacular vista que ofrece a quien hace uso de él poco tiene que ver con la escena que encuentran aquellos turistas que están dando un paseo en barco a través del río.

Una solución ecológica muy criticada

Los parisinos han levantado sus voces en contra de la instalación de estos servicios.

Algunos argumentan que no resulta agradable ver a una persona orinando frente a su casa. Otros opinan que se trata de una ciudad turística con gran carga histórica y un ambiente bien cuidado, y que la presencia de estos urinarios al aire libre rompe con la esencia y la estética de la ciudad.

Otra de las críticas más destacadas tienen que ver con que se trata de un modelo machista, pues solo los hombres pueden hacer uso de ellos.

A pesar de todo, la iniciativa cuenta también con defensores. Es el caso de Ariel Welch, alcalde del cuarto distrito de París, quien publicó un tweet en el calificaba los Uritrottoir como la invención de un genio.

Un invento de antaño

La variante ecológica de los Uritrottoir es una novedad, pero no se trata de una idea original, pues antiguamente ya existieron instalaciones similares en Paris.

Llevaban por nombre Pissoir, estaban situadas en mitad de la calle, como si fueran pequeñas plazoletas o rotondas, y eran usadas por hombres que iban o regresaban de sus trabajos.

Antiguos urinarios al aire libre en París
Antiguos urinarios al aire libre en París, 1875. (Getty Images)

La práctica de este sistema quedó en desuso cuando las mujeres se incorporaron al mundo laboral. Entonces, surgió la necesidad de crear baños públicos con puertas, wáteres, papel sanitario y lavamanos.

Referencias:





Puntúa este contenido

Puntuación: 4.9 / 5. Votos: 7

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre