La Tarjeta T-Verde: Una manera de reducir las emisiones de C02

4.6
(9)

Según los últimos datos aportados por el ayuntamiento de la ciudad de Barcelona, actualmente están registrados más de 550.000 coches que se encuentran en circulación. Respecto a las motos, ya son más de 280.000, lo que convierte a esta ciudad en la segunda de Europa con mayor tráfico de este tipo de vehículos.

Las cifras anteriores demuestran el reto al que se enfrenta Barcelona para organizar su movilidad y controlar la contaminación.

Son muchas las ventajas de utilizar la motocicleta, por esa razón se ha convertido en el medio de transporte favorito de los barceloneses. Sin embargo, esto ha originado que el nivel de siniestralidad en la ciudad alcance niveles alarmantes, con más del 40% de los accidentes. Un dato importante es que los principales afectados de los accidentes con moto no son los motoristas, sino los peatones y los ciclistas.

El ayuntamiento ha presentado un nuevo plan con la finalidad de reducir las emisiones en la ciudad. Forma parte de este proyecto el sistema T-Verde, que se trata de una tarjeta de transporte con la cual la persona puede utilizar todos los medios de transporte público de la ciudad de manera gratuita.

La única condición para aquellos que quieran optar por la tarjeta T-Verde consiste en que deben poseer un coche con más de 10 años de antigüedad, venderlo y comprometerse a no comprar otro durante un plazo de tres años.

El plan ha logrado que hasta el momento unos 200 propietarios de coches se sumen a él, por lo que 200 coches con más de 10 años ya han salido de la circulación. Según el ayuntamiento, esto equivale a las emisiones de 5.000 coches nuevos.

Puntúa este contenido

Puntuación: 4.6 / 5. Votos: 9

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre