Jean Béraud, la vida en París en el siglo XIX

5
(10)

Jean Béraud, fue un pintor francés extraordinario. Tuvo la visión de saber plasmar la luz y el instante en una impresión visual.

Sus cuadros principalmente retrataban la vida en París y a su gente, ya que en el siglo XIX surgieron las grandes construcciones y espacios que invitaron a las personas a pasear por la ciudad entre parques y bulevares llenos de escaparates de moda. Y los cafés se convirtieron en importantes lugares de reunión para la alta sociedad y artistas.

En ese ambiente vivió Béraud y desarrolló su obra artística con frenesí, pintando imágenes de la vida cotidiana de una ciudad sofisticada, donde las personas habían perdido su naturalidad para convertirse en seres afectados por la moda del vestido y comportamiento social. Y quienes no compartían ese estilo de vida eran vistos como marginales.

Esos estilos, de vida francesa, le llevaron a pintar temas de diferente índole: un actor presentando una escena en una lujosa velada; un hospital psiquiátrico; una reunión de políticos de izquierda; un café de mala muerte: oscuro y con prostitutas; prostitutas en la prisión de Saint Lazare; mujeres bellas y elegantes paseando por los parques, etcétera.

Jean Béraud, la vida en París en el siglo XIX
Pintura “El monólogo” (Jean Bérraud, 1882)

Se convirtió en un reconocido pintor impresionista. Durante mucho tiempo retrató a familias, mujeres de la alta sociedad y amantes, con lo cual logró una fortuna que dilapidó en fiestas y bebidas.

Cuando más aceptación social tenía, empezó a pintar cuadros que los críticos y público no aceptaban porque mezcló aspectos religiosos con temas actuales.

Uno de ellos que causó gran controversia fue donde aparece Jesús sentado en medio de políticos contemporáneos; en otro muestra a María Magdalena en la casa de los fariseos en un café conocido por todos los franceses de los años 1880.

Jean Béraud, la vida en París en el siglo XIX
Pintura “María Magdalena en la casa de Simón el fariseo” (Jean Béraud, 1891)

Con estos cuadros, donde propone una lectura religiosa adaptada a la sociedad de su tiempo y que no son aceptados por sus contemporáneos, empieza a perder vitalidad y cae en la depresión, seguido de un agotamiento físico.

Pasada la Primera Guerra Mundial, toda su obra se convierte en comercial, sin ningún interés para el arte.

Hoy en día, todas las pinturas de Jean Béraud se consideran obras de arte porque, en ellas, existe la luz y el instante en una impresión visual dentro una obra que refleja el siglo XIX, la de “La Belle Époque”.

En fin, vale recordarlo, en este mes que cumple ciento setenta y un años de su natalicio (12 de enero de 1884).

Jean Béraud, la vida en París en el siglo XIX
Pintura “Autorretrato” (Jean Béraud, 1909)

Puntúa este contenido

Puntuación: 5 / 5. Votos: 10

Jaime Luis Albores Téllez
Jaime Luis Albores Téllez
Escritor y periodista. Publicó durante varios años en el suplemento cultural Sábado del diario Unomásuno, y en el suplemento cultural La Cultura en México, de la revista Siempre! Ha escrito cuento, crónica y reseña literaria para diversas publicaciones nacionales y electrónicas.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre