sábado, 25 mayo 2024 |

Actualizado a las

12:59

h CEST

18.8 C
Madrid

Una investigación señala que los ingresos elevados y una educación superior, son claves en la supervivencia tras un derrame cerebral

Los expertos de la Universidad de Gotemburgo señalan que los altos ingresos reducen el riesgo de muerte tras un ictus en un 32%.

Un estudio presentado durante la décima Conferencia de la Organización Europea de Accidentes Cerebrovasculares (ESOC) 2024, realizado por la Universidad de Gotemburgo en Suecia, revela un vínculo sorprendente entre el nivel socioeconómico y las posibilidades de supervivencia tras un accidente cerebrovascular. 

Según esta investigación, las personas con altos ingresos tienen un 32% menos de riesgo de mortalidad posterior a un derrame cerebral, mientras que aquellas con educación superior enfrentan un riesgo un 26% menor.

El estudio, que analizó datos de 6,901 pacientes en Gotemburgo entre noviembre de 2014 y diciembre de 2019, arrojó luz sobre cómo los determinantes sociales clave de la salud (SDoH) impactan en la mortalidad posterior a un accidente cerebrovascular.

Los factores estudiados incluyeron zona de residencia, país de nacimiento, educación e ingresos.

Además de confirmar la relación entre ingresos, educación y riesgo de muerte tras un derrame cerebral, el estudio identificó una tendencia preocupante: el impacto acumulativo de los factores SDoH. Los pacientes con uno o más de estos factores desfavorables enfrentaron un riesgo de mortalidad hasta un 24% mayor.

La profesora Katharina Stibrant Sunnerhagen, autora principal del estudio, señala que el estatus socioeconómico puede ser un factor crucial en la vida o la muerte después de un derrame cerebral, especialmente cuando se enfrenta a múltiples desventajas sociales.

La experta explicó que los hallazgos no son exclusivos de Gotemburgo; por lo que consideran que reflejan una realidad más amplia en Europa, donde las estructuras de salud y las disparidades sociales son parecidas.

Se observaron diferencias de género, con un aumento en la proporción de pacientes mujeres entre aquellos con más factores SDoH desfavorables.

Según el profesor Stibrant Sunnerhagen, dada la proyección de un aumento del 27% en los casos de accidentes cerebrovasculares en Europa entre 2017 y 2047, se necesitan intervenciones efectivas con urgencia. 

«Los responsables políticos deben adaptar las políticas para abordar las necesidades de diferentes comunidades, mientras que los médicos deben identificar y apoyar a los pacientes con desventajas sociales para prevenir la mortalidad», destaca.

Los investigadores concluyen que al enfrentar estas diferencias, no solo se impulsa la igualdad en el ámbito de la salud, sino que también se potencian los resultados de salud a nivel público.

La investigación también resaltó la importancia de abordar factores de riesgo adicionales que podrían influir en la mortalidad tras un derrame cerebral. 

La inactividad física, por ejemplo, se identificó como un factor que aumenta significativamente el riesgo de muerte. 

Los pacientes con un estilo de vida sedentario tenían mayores probabilidades de experimentar complicaciones graves después de un accidente cerebrovascular.

Además, la presencia de enfermedades como la diabetes y la fibrilación auricular también se asoció con un mayor riesgo de mortalidad. 

Estos hallazgos subrayan la necesidad de no solo considerar los factores socioeconómicos, sino también los hábitos de vida y las condiciones médicas preexistentes al evaluar el riesgo y la atención posterior a un accidente cerebrovascular.

Adicionalmente, se destaca la importancia de una mayor colaboración entre los profesionales de la salud y los responsables políticos para identificar y abordar las inequidades en la atención médica. 

Esto podría implicar la creación de programas de detección temprana y gestión de factores de riesgo, así como el acceso equitativo a tratamientos y servicios de rehabilitación para todos los pacientes de accidentes cerebrovasculares.

Cinco Noticias / Lifestyle / Una investigación señala que los ingresos elevados y una educación superior, son claves en la supervivencia tras un derrame cerebral

Cita esta noticia

Pincha en el botón "Copiar cita" o selecciona y copia el siguiente texto:

Cinco Noticias, Redacción. (2024, 15 mayo). Una investigación señala que los ingresos elevados y una educación superior, son claves en la supervivencia tras un derrame cerebral. Cinco Noticias https://www.cinconoticias.com/investigacion-senala-ingresos-elevados-educacion-superior-claves-supervivencia-tras-derrame-cerebral/

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre