La intrincada historia del Canal de Suez: desde los faraones hasta nuestros días

4.4
(13)

El Canal de Suez es una de las mayores obras de ingeniería de la historia. Fue olvidado siglo tras siglo desde que los faraones abandonaron el proyecto, pero en el siglo XIX, un empresario francés lo rescató y lo devolvió a la vida...

El 17 de noviembre de 1869 se inauguró en Egipto el Canal de Suez, una de las mayores obras de ingeniería hasta su época, que unía –y une– el Mediterráneo con el Mar Rojo y, por ende, el Océano Índico. Esto que permitió acortar la ruta del comercio marítimo entre Europa y el sur de Asia al evitar tener que rodear África.

Faraones, persas y Roma

Los primeros que lo intentaron fueron los faraones al final del Imperio Antiguo (hacia el 2181 a.C.). En 1250 a.C., Ramsés II lo amplió, pero solo consiguió hacerlo navegable en época de grandes crecidas. Más tarde, los persas, con Darío I al frente, consiguieron completarlo llegando a Suez en el año 500 a.C.

Pero sus recuerdos de la antigüedad no acaban ahí, en la época del emperador Trajano, lo rescató y lo renovó. Pero volvió a quedar abandonado.

Siglo XIX

Tuvimos que esperar al s. XIX para que el diplomático de carrera y empresario francés, Ferdinand Lesseps, ayudado económicamente por Napoleón III y con la pertinente autorización egipcia, lograra hacer realidad esta gran obra de ingeniería.

La construcción duró una década –de 1859 a 1869– y consagró a Lesseps, que también participó en la posterior construcción del Canal de Panamá.

La inauguración ese 17 de noviembre fue espectacular, contando con la presencia de Eugenia de Montijo, emperatriz consorte de Francia como gran protagonista, y autoridades de todo el mundo. Se convirtió en toda una acción de propaganda de un Egipto todavía colonial en manos británicas.

La Estatua de la Libertad en el desierto

¿Sabías que la Estatua de la Libertad, actualmente tan neoyorquina, estaba destinada para deslumbrar desde el Canal de Suez? Fueron problemas técnicos los que impidieron que se erigiera allí y que finalmente fuera llevada a Estados Unidos.

El auge económico

El Canal generó un avance en la economía egipcia que supuso la modernización del país. Unos años más tarde, por cuestiones económicas, el pachá de Egipto tuvo que poner a la venta sus acciones del Canal.

Los británicos estuvieron rápidos y, de la mano de su primer ministro, Benjamín Disraeli, las adquirieron y tomaron el control del estratégico enclave que permitía al todavía potente Imperio Británico un rápido acceso a la India, asegurándose, de esta forma, el dominio del comercio interoceánico durante años.

Siglo XX

Ya en el pasado siglo XX las aspiraciones de independencia de los egipcios se fueron incrementando tras la Iª Guerra Mundial, y sobre todo en vísperas de la IIª, cuando en 1936 con el Tratado de Londres, consiguen la independencia pero no el control del Canal, que continuó en manos británicas.

Nacionalización del Canal

El 26 de julio de 1956, el coronel Nasser, a la sazón presidente de Egipto, proclamó la nacionalización del Canal. Esto originó una de las crisis internacionales más importantes del S XX.

Francia, Gran Bretaña e Israel, en una operación conjunta, deciden una invasión de Egipto. Israel invadió la península del Sinaí, pero la operación fue un fracaso y no cumplió el objetivo. EE. UU. promovió, apoyado por la URSS, una resolución en la ONU de alto el fuego.

Crisis internacional

En plena Guerra Fría fue el presidente de los EE. UU. Dwight D. Eisenhower quien intervino para detener el intento británico, francés e israelí de “recuperar” el canal. No se granjeó precisamente amigos entre sus tradicionales aliados y envió la primera Fuerza de Emergencia de las Naciones Unidas al Sinaí.

La crisis resultó desastrosa para los intereses occidentales e incrementó la popularidad del presidente egipcio, adalid del anticolonialismo y el nacionalismo árabe, quien lo pagaría caro once años después cuando no midió ni su verborrea ni su ambición y envió al desastre a una coalición de países árabes frente a Israel en la Guerra de los Seis Días.

2015: un nuevo Canal

En verano de 2015 se inauguró el nuevo Canal de Suez, con 72 kilómetros en dos vías de barcos de mayor porte, lo que ha dado un nuevo impulso al comercio internacional marítimo y, en particular, a la economía egipcia, que no ha sabido o podido aprovechar dadas la convulsa inestabilidad política y económica que vive en la actualidad.

Puntúa este contenido

Puntuación: 4.4 / 5. Votos: 13

Antonio Taboada
Antonio Taboada
Licenciado en Derecho (UCM) y Grado de Geografía e Historia (UNED).Autor de un blog, Historia Sin Pretensiones, siempre con ganas de aprender. La lectura y la historia dos de mis pasiones que compagino con un poco de deporte.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…