Imprimen piel humana lista para ser trasplantada en pacientes

3.3
(3)

No se trata de ciencia ficción. Un grupo de científicos españoles ha creado una “bioimpresora 3D” que es capaz de generar piel humana apta para ser trasplantada en pacientes o ser empleada para la investigación.

La nueva piel también puede ser sometida a pruebas de productos farmacéuticos o cosméticos, han explicado los especialistas. También afirmaron que por primera vez se crea piel humana 100% funcional a partir de una impresora.

El jefe de la investigación, José Luis Jorcano, comentó cómo funciona el dispositivo y el proceso para obtener la nueva piel.

“En lugar de usar tintas de colores como cualquier impresora, nosotros utilizamos componentes biológicos como proteínas, células y otros factores de crecimiento, que son necesarios para la creación de los tejidos”, afirmó el científico.

Biotintas en la piel

Aunque en el mercado existen otros modelos de bioimpresoras, Jorcano explicó que su equipo ha creado unas “biotintas” que representan la clave para generar piel.

Además, también han creado el software y el hardware necesarios para la correcta combinación de todos estos elementos.

Desde hace algunos años, los expertos ya trabajaban en la creación de piel antes de la aparición de este tipo de tecnología.

Con la llegada de las primeras impresoras 3D, los científicos definieron de forma precisa “cómo mezclar todos los componentes biológicos, bajo qué condiciones manejarlos para evitar el deterioro de las células y cómo efectuar la deposición adecuada”, puntualizó Juan Francisco Cañizo, investigador del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid.

El centro de salud también participó en la investigación, cuyos resultados han sido publicados por la revista científica Biofabrication, y dados a conocer por el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas y la Universidad Carlos III de Madrid.

Nueva tecnología

Tras los exitosos resultados, la empresa española de bioingeniería BioDan Group, que también colaboró en la investigación, se ocupa de que la nueva tecnología reciba los permisos necesarios de las autoridades españolas y europeas para comenzar su aplicación en pacientes.

Según opina Jorcano, aún hay un largo camino por recorrer, que incluye la creación de nuevos tipos de piel y tejidos de menor complejidad.

“El objetivo final es poder imprimir en algún momento órganos humanos complejos, como un hígado, riñón o corazón”, dijo el científico, alegando que la meta aún está muy lejos debido a la complejidad que representa.

Puntúa este contenido

Puntuación: 3.3 / 5. Votos: 3

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

1 Comentario

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre