La importancia de proteger la piel en primavera

0
(0)

Con la llegada de la primavera, las temperaturas empiezan a aumentar y el sol a calentar y a salir más. Por esto, muchas personas potencian los cuidados de la piel en esta época, para evitar, entre otras cosas, la aparición de manchas en la piel, un motivo muy común por el que se suele acudir al dermatólogo en Barcelona.

¿Pero se pueden evitar realmente? Pues lo cierto es que no del todo. Dependiendo del tipo de piel que se tenga, a priori se será más propensa o menos a la aparición de manchas, sobre todo en el caso de la mujer por los cambios hormonales.

En cualquier caso, por un lado o por otro, resulta casi inevitable la aparición de estas manchas a lo largo de la vida por la continuada exposición al sol.

Esta exposición no se debe concebir solo como horas en la playa, sobre una tumbona escuchando el rumor del mar, no. La exposición solar se refiere también (y sobre todo) al día a día y el contacto continuado con el sol.

Por ello, es muy aconsejable el uso de cremas hidratantes con algo de protección solar, especialmente en esta época en la que los días de buen tiempo se van repitiendo. Y, así como existen cremas hidratantes, también existen maquillajes que protegen del sol. Y, para el capítulo playa, ahora que empiezan puentes muy golosos, la mejor protección es la física; una gorra o visera o, simplemente, estar a la sombra.

La preocupación por la aparición de manchas aumenta con la edad y son muchas las mujeres que se suelen someter a algún tipo de tratamiento.  En la sección de dermatología de Adeslas o de otras mutuas cubren la mayor parte de las intervenciones para hacerlas disminuir.

Éstas dependerán del tipo de mancha que se tenga, más rojiza o la llamada melasma, de color marrón y difusa, cuya aparición suele estar localizada en las mejillas, la frente o el labio superior.  

Uno de los tratamientos que se practican cada vez más es la intervención con láser CO2. A través de la generación de calor, se da lugar a la formación de nuevo colágeno.

Esta tecnología ha sido perfeccionada con el pasar de los años llegando a un nivel de precisión muy elevado, fraccionando la piel en pixeles, por así decirlo, y actuando solo en las zonas en las que se requiere.

La recuperación de esta intervención dependerá, una vez más, del tipo de piel. Así como el tejido tardará 3 o 4 días en regenerarse, la cara o la parte del cuerpo en la que se haya aplicado seguirá rojiza durante 2 o 3 semanas, algo que hay que tener presente antes de realizarse el tratamiento.

Además de la prevención respecto al efecto del sol sobre nuestra piel, es importante también llevar una vida sana y tener una alimentación saludable. La expresión de “somos lo que comemos” también se ve en la piel. Quizá no haya súper alimentos que sirvan concretamente para prevenir la aparición de manchas, pero sí los hay que ayudan a tener una piel más hidratada al ser ricos en antioxidantes, como puede ser el tomate o el aguacate.

Puntúa este contenido

Puntuación: 0 / 5. Votos: 0

Julia Cotino
Diplomada en Literatura Hispánica y Máster en Literatura Creativa por la Universidad Autónoma de Barcelona. Apasionada de los libros en papel y del color rosa. Escribo para diversos medios online y blogs especializados.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre