Guy Kawasaki: 11 lecciones de vida para mejorar personal y profesionalmente

-

Guy Kawasaki es toda una personalidad del marketing moderno, con una carrera que incluye importantes logros, como haber trabajado con la Apple y ser fundador de varias compañías de tecnología, además de conferenciante, autor e inversor.

Recientemente, la plataforma de diseño gráfico Canva le dio la bienvenida como su nuevo embajador y Chief Evangelist, así que los éxitos le siguen llegando a Kawasaki a sus 65 años de edad.

¿Cuál es su secreto para tener tanto éxito en todo lo que se propone? A continuación te dejamos 11 de sus claves para lograrlo:

Lecciones de vida de Guy Kawasaki

1. Aprende algo nuevo cada día

Aprende algo nuevo cada día
Imagen: Freepik

La sociedad nos ha enseñado que solo se aprende mientras estamos en la escuela y que, una vez fuera, termina el periodo de aprendizaje. Para Guy Kawasaki esta idea está completamente obsoleta:

“Si no estás aprendiendo, te estás muriendo. El aprendizaje no es un evento que termina. No es la carrera de 100 metros donde cruzas la cinta y listo. Es más como una maratón.”

2. Cuestiónalo todo 

Durante un discurso de graduación que Kawasaki dirigió en el Menlo College, dijo una de sus citas más famosas:

“Desafía lo conocido y abraza lo desconocido”

“Cuando alguien te dice que algo es totalmente seguro, deberías cuestionarlo. Y cuando alguien te dice que algo es absolutamente mentira, deberías cuestionarlo también. Básicamente, debes ser escéptico siempre.”

El inversor explicó que todo aquello que se ha aprendido a lo largo de la vida y todo lo que se muestra como algo seguro, debe ser cuestionado y que hay que abrazar lo desconocido. De esta forma es como se pueden forjar nuevas experiencias y criterios que sean realmente propios.

3. Trata más con las personas que te desafían

Trata más con las personas que te desafían
Imagen: Freepik

Esos amigos que te desafían para que des lo mejor de ti, son las personas que debes mantener más cerca. Tener un círculo íntimo de gente que te apoya en todo sin contradecir nada está bien de vez en cuando, pero quienes sacan lo mejor de ti y te impulsan a ampliar tus miras son mucho más valiosos para tu crecimiento.

4. Tus clientes actuales no te dirán cómo innovar, los nuevos sí

Tus clientes actuales no te dirán cómo innovar, los nuevos sí
Imagen: Rawpixel

Si tienes una empresa de éxito, seguro que valoras la opinión de los clientes que ya has fidelizado. Esto no está mal, pero son tus clientes nuevos quienes detectarán más rápido tus debilidades y cómo puedes aplicar tus fortalezas para mejorar lo que ofreces. Guy Kawasaki aprendió esto durante su permanencia en Apple:

“Tus clientes actuales no pueden decirte cómo innovar. No pueden informarte sobre la próxima curva…, porque un cliente actual siempre está encerrado en lo que ya les estás proporcionando.”

5. Acostúmbrate a decir “sí” a casi todo

Aprende a decir "sí" a casi todo
Imagen: Freepik

Comúnmente escuchamos a psicólogos y coaches hablar sobre la importancia de aprender a decir que “no”, para introducir límites que nos protejan, pero Kawasaki nos invita a decir que “sí” más a menudo, siendo selectivos y asertivos.

Para él, un “sí” consigue abrir puertas a una oportunidades que no se habrían presentado anteriormente. Lo ideal en este caso es evaluar cada situación en la que se presente una decisión y dejar atrás ese miedo infundado de que decir sí a todo da pie a que los demás se aprovechen de ti.

6. Prioriza tus relaciones

Prioriza tus relaciones
Imagen: Freepik

Para Guy Kawasaki, la creencia de que una persona ocupada debe cerrar su círculo social por la falta de tiempo es otra idea caducada.

Él explica que todos los hombres y mujeres de negocios exitosos basan parte de sus buenos resultados precisamente en la manera en cómo se relacionan. ¿Crees que tendrás más oportunidades de conseguir un buen trato de colaboración si solo sales con tus amigos de la infancia?

7. No te tomes nada de forma personal

No te tomes nada de forma personal
Imagen: Freepik

Uno de los consejos más valiosos de Kawasaki para aplicar en lo profesional y para la vida es este:

“No te ofendas tan fácilmente. Si no, vas a estar enfadado toda tu vida”.

Lo que quiso explicar con esto, es que no debes tomarte nada de forma personal, incluso las críticas más fuertes. Al final del día, cada uno actúa según sus propios términos y su nivel de consciencia, así que, dale a la gente el beneficio de la duda.

8. Aprende a vender aunque no vendas nada

Aprende a vender aunque no vendas nada
Imagen: jcomp

Tanto si vendes algo como si te encuentras muy lejos de hacerlo, debes aprender a vender, pues todos los días estás vendiendo algo: tu talento, tu trayectoria como profesional, incluso a ti mismo, cuando estás teniendo una primera cita con alguien.

9. Está bien pedir ayuda de vez en cuando

Está bien pedir ayuda de vez en cuando
Imagen: Asierromero

Hasta un sabio de los negocios y de la tecnología como Kawasaki necesitó la ayuda de alguien en algún momento y, en lugar de sentirse inferior o vulnerable, aprendió que pedir ayuda es bueno.

Para él, el efecto de pedir y obtener ayuda se convierte en una situación del tipo “win-win” (“ganar-ganar”), que genera beneficios tanto para las relaciones interpersonales como para el avance y aprendizaje propio. Guy Kawasaki dice que:

“En general, las personas son útiles. Es satisfactorio ayudar a la gente. Por supuesto, tienes que pedir ayuda con gratitud y reciprocidad.”

10. Sé tú mismo  

Sé tú mismo

En la vida y en el ámbito profesional, ser auténtico es la mejor manera de afrontar situaciones que puedan generar mucha tensión, como una entrevista de trabajo, o presentar una conferencia ante multitud de personas.

“Sé quién eres porque es muy difícil mantener una fachada. Es fácil ser honesto porque normalmente solo hay una verdad. Pero si estás tratando de ser deshonesto para hacer que algo parezca cierto, tendrás que recordar tu mentira”.

11. Confía en tu intuición a la hora de renunciar

Confía en tu intuición a la hora de renunciar
Imagen: Freepik

Renunciar a algo puede ser bueno, siempre que vayas guiado por tu intuición y seas consciente de lo que es mejor para ti. Kawasaki comenta que, para aprender a renunciar e irse “por la puerta grande”, es bueno saber discernir cuándo vale la pena mantener el esfuerzo en algo y cuando sencillamente hay que dejarlo ir.

Si sientes dentro de ti la necesidad de renunciar a un trabajo, a una relación o a cualquier cosa, toma la decisión con coraje y confía en tus instintos, sabiendo que debes asumir las consecuencias.

Calificación: 4.2/5 (5 votos)