Guía para principiantes sobre el uso del CBD

4
(1)

El aceite del CBD (cannabidiol) tiene innumerables beneficios para la salud, pues funciona como analgésico, antiinflamatorio, antioxidante… Las propiedades son muy conocidas como su efectividad; sin embargo, si vamos a iniciarnos en su uso, es importante saber qué dosis debemos tomar con precisión.

Es fundamental que el paciente sepa calcular cuánta cantidad emplear para que los efectos sean los esperados. En primer lugar, es importante saber que cada organismo reacciona de forma distinta al CBD, por lo que la dosis puede variar según la persona. Así, puede haber dos personas del mismo sexo, edad y con peso similar, pero que responden de forma diferente a la misma dosis.

Para responder a la pregunta sobre cómo dosificar CBD, es importante conocer ciertas pautas generales. Para comenzar, es aconsejable comenzar por debajo de la dosis recomendada, y aumentar desde allí. Con ello se busca probar cuál es la reacción de nuestro cuerpo con una dosis pequeña antes de subir un nivel.

Las personas que empiezan a probar este insumo deben comenzar con una dosis baja e ineficaz hasta aumentar de forma gradual y encontrar aquella que mejor se adecúe a su cuerpo y le resulte más efectiva. No es conveniente tomar demasiado la primera vez y experimentar efectos secundarios poco agradables durante el resto del día.

Por regla general, la recomendación para la dosis de realiza de acuerdo con la fuerza:

  • Fuerza baja: 1 mg de CBD por cada 5 kilogramos.
  • Fuerza media: 3 mg de CBD por cada 5 kilogramos
  • Fuerza alta: 6 mg de CBD por 5 kilogramos

Para la dosis, el primer paso consiste en observar el aceite de CBD y determinar la potencia. Hay fórmulas para calcular este paso, pero en este punto no debemos preocuparnos en ello. El siguiente punto es medir el volumen del gotero. La botella viene con un gotero que administra las dosis exactas de aceite de CBD. Por lo general, los goteros contienen 1 ml de líquido.

Siempre debe evaluarse cómo afecta el consumo de manera individual, en lugar de tomar por ciertas las experiencias de todos los demás. La única forma de identificar cuánto necesitamos realmente es iniciar con la dosis calculada con anterioridad e ir aumentando desde allí de forma gradual.

El proceso de probar y calcular la cantidad necesaria nunca termina. Es necesario evaluar constantemente qué efectos produce y cambiar la dosis ligeramente para adaptarla a nuestras necesidades. Otro dato importante es que la dosis variará de acuerdo con el fabricante, pues hay variaciones en los insumos y cantidades que contiene el aceite. Los aceites de CBD vienen en una variada gama de potencias, pues algunos tienen 1,500 mg de aceite de CBD en una botella pequeña de 15 ml, en tanto que otros solo tienen 100 mg de CBD en una botella de 30 ml.

Puntúa este contenido

Puntuación: 4 / 5. Votos: 1

Miguel Medina
Especialista en Comunicación Digital y Social Media. Content Manager, Editor y Redactor de Contenidos Web en diferentes revistas y medios de prensa online. Prosélito devoto del Lean Writing. Desayuno datos, almuerzo datos y ceno datos. El lector es el único que siempre tiene razón.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…