Estos son los beneficios de guardar archivos en la nube a través de una plataforma privada

Para guardar archivos en la nube, ya sea de una empresa o información personal, hay que prestar especial atención al tipo de nube que se debe emplear, habiendo dos opciones disponibles: la pública y la privada.

Las nubes públicas son los servicios de almacenamiento que todos conocemos, como los discos virtuales Dropbox, Drive, PCloud y OneDrive, entre otros. En ellos se suele almacenar imágenes, documentos y vídeos, en Internet. Son públicas debido a que millones de personas en el mundo guardan ficheros en estas aplicaciones, sin ningún tipo de distinción, quienes además comparten los recursos de dichas plataformas.

No obstante, este tipo de soluciones no suelen proveer tantas garantías como sí ofrecen las plataformas privadas de almacenamiento en la nube. Veamos en qué consisten, sus beneficios y cómo tener acceso a ellas.

Características de una nube privada

En primera instancia, las nubes privadas son menos conocidas que las públicas, pero no por ello menos eficientes. Todo lo contrario. Las nubes privadas aportan un entorno de almacenamiento que puede llegar a ser tan eficiente o superior al almacenamiento local.

Este tipo de solución ofrece recursos propios a cada usuario, además de un mayor control sobre el acceso a la información y garantías de seguridad que las nubes públicas usualmente no poseen. Una nube privada distingue el tipo de almacenamiento que se le dará a cada archivo según el tipo de fichero que se quiere subir a la nube, sean archivos personales, personales privados o de empresa. 

Desventajas de almacenar la data de una empresa en una nube pública

Por supuesto, las nubes públicas se caracterizan por tener una máxima facilidad a la hora de guardar y compartir ficheros. Pero las desventajas son de mayor peso:

– Nulo control sobre la seguridad: algunas de estas aplicaciones de hecho están configuradas sin las características mínimas de privacidad del repositorio guardado, como es el caso de Dropbox.

– Características de protección de datos deficientes: esto es a consecuencia de la gran facilidad con que es posible compartir archivos y al hecho de que el usuario tiene acceso a la modificación de carpetas, así como a la posibilidad de hacer copias locales.

¿Por qué almacenar data sensible en la nube privada?

La nube pública es una solución viable y efectiva para guardar información en Internet. No obstante, cuando la data a almacenar es sensible o estrictamente privada, la nube pública deja de ser una alternativa eficaz.

De acuerdo a los hallazgos de algunas encuestas, cerca del 90% de los altos ejecutivos de empresas desconfían del almacenamiento de data sensible con servicios de nubes públicas como los mencionados anteriormente.

Si se tiene en cuenta que los datos de los clientes no son propiedad de la empresa y que conforman un conglomerado de historiales de compra con facturas, contrataciones, órdenes de compra y presupuestos; junto a datos más sensibles como ubicación, números de teléfono y hasta de cuentas bancarias, sencillamente vale la pena revisar de manera más minuciosa el tema de la privacidad de la data. Justamente después de razonar este punto es que se suele sopesar una alternativa de nube privada para el almacenamiento de datos.

¿Existe una alternativa a la nube pública realmente eficiente y accesible?

Absolutamente. Una excelente opción es la desarrollada por la startup española Dataprius. La innovación de esta empresa consiste en almacenar en la nube tanto las carpetas compartidas de red como los servidores locales de ficheros, a modo de Intranet.

La primera gran diferencia a notar entre la nube privada de Dataprius y los servicios comunes como Drive y Dropbox es que no se basa en la sincronización de archivos locales, sino que funciona a través de un entorno similar al de Intranet.

¿Y cómo funciona? De manera muy sencilla. Se trata de una aplicación que se descarga al PC y que generará una especie de escritorio que conecta carpetas y archivos a la nube, con capacidad ilimitada e inmunidad a los virus Cryptolocker y Ransomware, todo ello sin dejar rastro del trabajo en el ordenador.  El trabajo se sincroniza de manera automática con solo abrir los ficheros del sistema y modificarlos, sin tener que editarlos localmente para luego sincronizar.

Esto evita múltiples versiones de un mismo archivo en diferentes ordenadores, dando un punto a favor en temas de seguridad, de ahí la inmunidad a Ransomware y Cryptolockers. Dataprius ofrece a las empresas interesantes planes customizados según las necesidades de cada usuario, en cumplimiento legal RGPD, con soporte técnico, complementos para Office y Outlook y capacidad de almacenamiento escalable.              

¿Te gustaría probar la plataforma? En el siguiente enlace podrás descargar versión gratuita de Dataprius Cloud.

Calificación: 4.5/5 (2 votos)