La falta de enfoque puede ayudarte a resolver problemas

5
(1)

Muchas veces, lo único que se necesita para resolver un problema es dejar de tratar de solucionarlo. Según un estudio, hay determinadas personas capaces de conseguirlo de forma automática. Estos son los motivos...

Hay quienes afirman que la mejor manera de resolver las cosas es dejándolas en manos del universo.

Sin ánimo de entrar en filosofías religiosas, psicólogos como Peter Gray recomiendan «darse un descanso» ante cualquier problema importante que necesite ser resuelto.

Esta práctica consiste en dejar de enfocarse en posibles soluciones para el problema y desistir de tratar de resolverlo. De esta manera, se activan otros mecanismos de la mente inconsciente que terminan brindando soluciones.

1. Las personas con síntomas de TDAH resuelven mejor los problemas

Un ensayo elaborado por Gray resume algunas pruebas que demuestran que las personas que presentan algunos de los síntomas del TDAH son mejores para encontrar la solución a ciertos tipos de problemas.

Ello se debe a la particular tendencia que muestran para distraerse y perder el foco de atención.

2. Haber sufrido algún accidente cerebral puede ayudar a resolver mejor los problemas

Según explica Gray, esto se debe a que estas personas han sufrido daños en los lóbulos de la corteza prefrontal.

Es precisamente esta zona del cerebro la que permite un mejor enfoque de la atención y ayuda a idear estrategias a través de la mente consciente.

Por tanto, estas personas se valen más de la mente inconsciente para resolver problemas, lo cual resulta muy positivo.

3. Personas con lóbulos prefrontales inactivos resuelven mejor los problemas

Cuando el individuo presenta una parte de sus lóbulos prefrontales menos activa de forma temporal, debido a la estimulación de corriente directa transcraneal, también se desenvuelve mejor a la hora de resolver cierto tipo de conflictos.

4. Un “descanso mental” ayuda a resolver problemas

Gray menciona que otros muchos experimentos y estudios indican que las personas que se toman un descanso mental y dejan de tratar de resolver un problema, pueden hallar la solución más rápidamente.

Dejar de trabajar en las posibles soluciones del problema y pensar en otra cosa, o poner el foco en otra actividad crea un «efecto de incubación».

En ocasiones, los problemas del día a día requieren de mucho más que las formas de pensar rutinarias a las que la mayoría se ha acostumbrado.

Cuando se resuelven problemas empleando métodos como el descanso mental, surgen soluciones intuitivas, generando la típica sensación placentera, con sentimientos de compensación.

Referencias:

Puntúa este contenido

Puntuación: 5 / 5. Votos: 1

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre