El Escándalo Diésel en la industria automotriz alemana

0
(0)

Se exigen explicaciones a Merkel desde que se confirmó el financiamiento que han realizado algunos fabricantes de automóviles para estudios hechos con monos y humanos que inhalaron gases de diésel.

Tras el Escándalo Diésel, el pasado martes 30 de enero, Volkswagen ha hecho público su compromiso para dejar de realizar experimentos con animales. Señalan su intención de prescindir de cualquier estudio o prueba que involucre animales.

The New York Times publicó hace días un informe controversial en el que se presentaba un estudio realizado en el año 2014. De forma inmediata, se unieron informes en Stuttgarter Zeitung y Süddeutsche Zeitung con información de que esas pruebas también se habían realizado con seres humanos.

El mencionado estudio fue financiado por BMW, Volkswagen y Daimler. Tuvo lugar en el Hospital Universitario de Aachen, donde los médicos analizaron las consecuencias que tendría sobre la salud de personas sanas la inhalación de dióxido de nitrógeno.

En estudios solicitados por fábricas automotrices alemanas, fueron encerrados 10 monos en cámaras totalmente herméticas para que inhalaran el escape de gases de un Volkswagen Beetle. Los experimentos habrían sido solicitados para hacer una comprobación con el diésel tras declaraciones de que sus humos son cancerígenos.

En los últimos años, el diésel ha estado en el centro del escándalo en dos ocasiones. Según la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, en el año 2015 Volkswagen utilizó software para que sus automóviles pudieran pasar las pruebas de emisiones a pesar de no cumplir con el reglamento.

Tras el Escándalo Diésel, se exige al gobierno de Alemania que dé explicaciones sobre los hechos y haga pública la información que ya conocía sobre las prácticas que realizaba la industria automotriz.





Puntúa este contenido

Puntuación: 0 / 5. Votos: 0

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre