El baile reta al gimnasio en la batalla por perder calorías

-

Se dice que en la guerra y en el amor todo vale. Pero esta máxima del arte de la confrontación y del corazón también puede llevarse a otro nivel: el de perder peso. Y es que las clases de baile están tomando la delantera al gimnasio como método para perder calorías.

Un punto a favor de apuntarse a las clases de baile es que cada sesión es diferente, pues no se trata solamente de danza clásica, sino también de otros ritmos, como la salsa, el merengue o hasta el break-dance, con el que se puede lucir un torso llamativo para el sexo opuesto.

El punto fuerte del gimnasio es que resulta el lugar ideal para aquellas personas que no solo quieren bajar esos kilos de más, sino que también intentan ganar masa muscular con una serie de repeticiones de ejercicios para cada área del cuerpo.

Perder calorías sin aburrirse

En todo caso, el peor problema que deben enfrentar los centros para ejercitarse es que la mayoría de las personas que se inscriben en el gym lo abandonan a los pocos meses, desmotivados por el aburrimiento o la rutina.

Respecto al baile, puede ser considerado como un gran ejercicio cardiovascular, un billete de avión al mundo fitness, un arte o una actividad para el entretenimiento o la recreación.

Al menos así lo cree Jacob Hernández, jefe de cátedra en la Escuela de Danza Víctor Ullate. “Es que la danza no es solo un arte, quienes practicamos la danza somos deportistas de élite. El baile está considerado como el gimnasio más completo”, comentó Jacob en una entrevista para Vogue España.

Trabajar la figura

En un intento por romper con la monotonía del gimnasio nació un estilo que trata de unir lo mejor de ambos mundos. Se trata de la zumba, en la que también se baila, aunque con un perfil más orientado al ejercicio y no como una expresión artística.

Trabajar la figura es un tema personal en el que cada uno debe colocar en una balanza las fortalezas y debilidades de cada disciplina.

Esta decisión también depende del estado físico individual y de la capacidad de esfuerzo para alcanzar los objetivos.

Si la decisión ya está tomada, entonces lo necesario es tener voluntad, respeto por uno mismo y complementar las acciones con una alimentación equilibrada. Tampoco está de más una visita regular al médico, para revisar los avances alcanzados.

Calificación: 5/5 (1 votos)