El amor es la clave del éxito en los negocios según el CEO que salvó a Ford de la quiebra

-

Una de las historias que más inspira a emprendedores alrededor del mundo es la de Alan Mulally, elegido presidente y CEO de Ford durante uno de los momentos más difíciles de la empresa. Para ese entonces, en 2006, Ford había registrado una pérdida de $12,7 billones. Para el 2010, los ingresos de la compañía aumentaron $6,6billones. Todo bajo el mandato de Mulally.

Gracias a este éxito, casi milagroso, el CEO fue entrevistado en múltiples ocasiones y pasó a ocupar el tercer puesto de la lista de los mejores líderes del mundo publicada por la revista Fortune. En múltiples ocasiones, Mulally expresó que para conseguir este tipo de resultados se necesitan solo 2 cosas: amor y un plan.

De hecho, una de las primeras estrategias que implementó en Ford fue pedir que los ejecutivos dijeran a los comerciantes que los amaban. Pero que lo dijeran con emoción y entusiasmo. Este acto fue capaz de cambiar la atmósfera en la que trabajaban y entusiasmar a quienes estaban involucrados con la compañía.

El CEO destacó que un plan sin confianza por parte de los empleados, sin trabajo en equipo, sin cooperación y sin amor, está destinado a fallar.

Apostar por personas

Hampus Jakobsson, quien dirige una firma de VC con un valor de más de $100 billones, comparte la opinión de Mulally. Expresa que amar a su equipo implica respeto, lo que otorga resultados muy buenos. Gracias a ello, el equipo está dispuesto a asumir riesgos más grandes.

En una entrevista otorgada por Mulally a CBS, el CEO va un paso más allá. Aclara que, además de amar al equipo, el éxito real se basa en saber servir a otros. Esto incluye a los empleados de la misma compañía. De acuerdo con Mulally, esta capacidad asegura las mejores recompensas en los negocios.

Referencias:

Calificación: 4.9/5 (8 votos)