Una plataforma online consigue inversores para pagar los estudios de sus usuarios

5
(1)

En el mundo actual, estudiar y formarse resultan actividades medulares para quienes desean un futuro laboral promisorio. Sin embargo, con la subida de los precios la capacidad de costearse los estudios a nivel individual es cada vez más difícil, razón por la cual cada vez más personas tienden a buscar financiación.

Al lado de las instituciones tradicionales, como la banca, han emergido figuras ligadas al uso de las tecnologías de la información y de las redes sociales que facilitan el otorgamiento de créditos para estos y otros proyectos mediante la búsqueda de financiación independiente.

El crowdfunding las engloba o conecta a todas, ya que parte de involucrar a inversionistas que apuestan por el desarrollo de proyectos concretos.

Una startup que se ocupa únicamente de financiar estudios

En España resalta de manera especial una startup que basa su modelo de negocio justamente en financiación de la formación universitaria mediante el acercamiento entre estudiantes e inversores que apuesten por su formación.

Se trata de Zank, una startup catalana que inició actividades en el año 2013 y que, desde entonces, ha ido consolidándose como una plataforma de microfinanciamiento para aquellos estudiantes que no pueden o no quieren recurrir a organizaciones de financiación tradicionales.

Y es que Zank se ha planteado, desde sus inicios, un modelo de negocio que atraiga, no solo a quienes necesitan el dinero, sino también a quienes estén buscando una mayor rentabilidad para sus inversiones de una manera segura.

Estos pequeños inversores apuestan, por decirlo de alguna manera, por la formación de quienes piden un préstamo para sus estudios. El crowfunding los une en una relación muy particular de micromecenazgo que resulta en una relación win to win para ambas partes.

Mecenazgo o adquisición de talentos por adelantado

El mecanismo de crowfunding permite que Zank funcione como una interfaz entre los  estudiantes que requieren financiación para sus estudios y los inversores que apuesten por ellos a través de Internet. Los acuerdos son personales y la plataforma sólo hace de intermediaria.

El procedimiento parece sencillo y bastante personalizado ya que trabajan directamente con las instituciones de formación tanto en la propia Barcelona como en Valencia y Madrid.

En principio, cualquier persona puede solicitar la ayuda y la aprobación de la financiación dependerá de su solvencia y del cumplimiento en el pago de las cuotas. Los intereses del préstamo son asumidos por los centros académicos.

Todo el procedimiento se realiza a través de la plataforma online y su éxito les ha permitido recibir unos 550.000 euros a través de capital directo, angel investment y crowdfunding.

En el siguiente enlace puede accederse a la información completa acerca de este sistema de emprendimiento, para quienes quieran conocer estas novedosas opciones financieras.

Proyección de futuro y posibilidades abiertas

Los creadores de Zank, Oriol Chimenos, Luis Reig y Leonardo Ramírez, consideran que no ha llegado aún el momento de hablar de ganancias, pero el modelo de negocio ha calado, ha beneficiado ya a unos 1.000 estudiantes y ha dado una rentabilidad media del 6,3 a los inversores, unos 3.500 clientes hasta el momento.

El objetivo declarado es consolidar un nuevo modelo enfocado a un público concreto: los millennials, más acostumbrados al uso de las plataformas online y al uso de las tecnologías. Los costos se minimizan y se facilitan los procesos.





Puntúa este contenido

Puntuación: 5 / 5. Votos: 1

Miguel Medina

Miguel Medina

Especialista en Comunicación Digital y Social Media. Content Manager, Editor y Redactor de Contenidos Web en diferentes revistas y medios de prensa online. Prosélito devoto del Lean Writing. Desayuno datos, almuerzo datos y ceno datos. El lector es el único que siempre tiene razón.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre