Cómo enseñar a escribir a niños con autismo

4.6
(52)

Enseñar a escribir a un niño con autismo puede llegar a ser un proceso lento y complicado. Las personas que presentan este trastorno suelen presentar dificultades para comunicar sus sentimientos y sus pensamientos, y esto suele extenderse también a la escritura. Sin embargo, en algunos casos han conseguido expresarse a través de la escritura cuando no pueden hacerlo mediante el habla.

El vocabulario

El vocabulario es muy importante en el proceso de aprendizaje de cualquier estudiante, pero en el caso del autismo es más crucial aún. Es aconsejable dividir las lecciones de vocabulario en varias categorías.

Por ejemplo, enseñar diferentes maneras de decir “feliz” y después pedir al niño que practique las nuevas palabras escribiendo oraciones. Al día siguiente, realizar la misma práctica con varias palabras que signifiquen “triste”.

Hablar antes de escribir

Las oraciones se deben practicar primero de manera verbal. Después de que el niño haya conseguido verbalizarla, debe comenzar a copiar y repetir la oración de manera escrita.

Analizar el proceso de escritura

Es necesario seguir de forma meticulosa algunos pasos para enseñar el proceso de la escritura. Un niño debe aprender primero a sostener el lápiz correctamente, conocer los diferentes sonidos y aprender a pronunciar las palabras para, finalmente, plasmarlas en el papel.

Cuando se presenten dificultades para enseñar a escribir a un niño con autismo, será necesario analizar el proceso de escritura y descubrir en qué etapa se encuentra el problema, para poder trabajar de manera más intensa justo en esa fase determinada.

Es importante que el niño escriba todos los días, aunque al principio le resulte difícil.

Puntúa este contenido

Puntuación: 4.6 / 5. Votos: 52

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre