Combates navales. La recuperación de Menorca

5
(4)

La situación de Gibraltar a principios del año 1781 era complicada debido al asedio al que estaba sometida.

Los suministros se iban agotando y era muy complicado que pudieran salir los convoyes de suministros debido a que la escuadra francesa se encontraba al acecho en Brest y la española en Cádiz (para el caso, improbable, de que los ingleses lograran forzar el bloqueo francés).

Pero he aquí que los franceses, una vez más, hicieron algo que perjudicaba claramente a los intereses españoles: salieron de Brest dirigiéndose al Caribe, ocasión que aprovechó Darby para hacerse a la mar con 97 transportes convenientemente protegidos por 24 navíos y algunas fragatas.

Continuos errores

Córdova, como ya sabemos, se encontraba en Cádiz, con una escuadra superior a la de Darby, ya que contaba con 32 navíos de línea. Pero una vez más surge lo incomprensible y, desde Madrid, llega la orden de no salir a combatir a la flota inglesa y así asegurar el tráfico con América.

Córdova no tuvo más remedio que obedecer, por lo que el convoy inglés entró con toda la tranquilidad en Gibraltar el 12 de abril de 1781, desembarcó los suministros y regresó a Inglaterra.

Vica-almirante George Darby
Vice-almirante George Darby (George Romney)

Los españoles se conformaron para efectuar bombardeos desde las baterias de tierra.

Otra decisión de Madrid fue destituir a Barceló de su puesto de jefe de las fuerzas de bloqueo. Pusieron en su lugar al general de la Armada Rodríguez de Valcárcel, pero, ante el fracaso de éste, se reintegró a Barceló en el mando en noviembre de 1782 y se le ascendió a teniente general.

Una maniobra secreta

Ante la continuidad de errores, el gobierno dirigido por Carlos III trasladó su interés a la reconquista de Menorca, que seguía en manos de los ingleses.

Para ello se prepararon con todo secreto, sin informar a los aliados franceses. Se inició una maniobra de distracción, para lo cual se enviaron las escuadras de Guichen, de Morte-Picquet, junto con la de Córdova, al Canal de la Mancha.

Esa finta consiguió dejar el camino libre a la expedición que habría de dirigirse a Menorca, que necesitó de menos escolta. Esta mandada por el brigadier don Buenaventura Moreno constaba de los navíos San Pascual y Atlante, las fragatas Juno y Santa Rufina, junto a seis jabeques, seis cañoneras y cuatro barcas de desembarco, que transportaban 8.000 hombres al mando del duque de Crillon.

El ataque

La escuadra se dividió en tres grupos para poder atacar independientemente Mahón, Fornells y Ciudadela. El desembarco tuvo lugar el 19 de agosto.

Grabado de la vista exacta de Mahón
Grabado de la vista exacta de Mahón, tomada por el ejército español bajo el comando del Duque de Crillon, el 19 de agosto de 1781. (Serafino Giovannini)

Fue tal la sorpresa de los ingleses, que los españoles encontraron cantidad de pertrechos, apresando tres fragatas, seis bajeles, 14 corsarios y un centenar de mercantes.

En esta acción destacaron unos jóvenes oficiales que más adelante habrían de hacerse famosos: don José de Salazar, don Santiago Liniers y don Honorato Bouyon.

El gobernador Murray, ante lo que se le venía encima, optó por refugiarse en la fortaleza de San Felipe, dispuesto a ofrecer resistencia.

Apoyados por 4.000 soldados franceses, al mando de Falkenhain, las baterías abrieron fuego el 6 de enero de 1782 (menudo regalo de Reyes) con 111 cañones y 33 morteros. Habría de pasar un mes para que, el 4 de febrero, los sitiados enarbolaran la bandera de capitulación.

Conclusión

A los defensores se les permitió embarcar hacia Inglaterra con todos los honores, no sin exigirles la palabra de honor de no volver a luchar en la presente guerra.

Crillon fue ascendido a capitán general del ejército y el ducado de Mahón.

victoria de Crillon en Menorca
Impreso español de 1782 conmemorando la victoria de Crillon en Menorca (José Joaquín Fabregat)

Se ascendió a jefe de escuadra al brigadier Moreno y a teniente de navío al alférez marqués de la Romana, que habría de hacerse famoso en la Guerra de la Independencia.

Puntúa este contenido

Puntuación: 5 / 5. Votos: 4

Ramón Martín Pérez
Aficionado y amante de la Historia, sin aditivos políticos o partidistas. Mi pasión es dar a conocer y divulgar, de forma sencilla, algunos aspectos de esa Historia que a todos nos gusta recordar. Autor del blog Cosas de Historia y Arte.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

1 Comentario

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre