miércoles, 5 octubre 2022 |

Actualizado a las

8:46

h CEST

17 C
Madrid

14 claves para alcanzar el equilibrio emocional 

Puntuación media: 0 | Votos: 0

No es un secreto que estamos viviendo una época un tanto complicada. En los últimos dos años son numerosos los sucesos históricos que han acontecido y que han hecho que el estilo de vida al que estábamos acostumbrados cambiase por completo. 

Y esto ha repercutido negativamente en la salud mental de muchos, con trastornos tales como la ansiedad o la depresión que dificultan aún más la posibilidad de llevar una vida tranquila. 

Y es que cuando no existe equilibrio emocional es complicado controlar nuestros sentimientos y nuestras emociones. Pero, ¿qué significa exactamente equilibrio emocional y por qué es tan sumamente importante en nuestra vida? 

¿Qué es el equilibrio emocional? 

Antiguamente, se creía que una persona sana era aquella que no tenía ningún tipo de enfermedad física, pero con los años se ha descubierto que el concepto de salud engloba mucho más, trasciende más allá de cualquier alteración a nivel físico y engloba también la salud mental. 

Y aquí es donde entra el término equilibrio emocional, que determina el estado de una persona cuando cuenta con una salud mental en perfecto estado que deriva en bienestar emocional y permite hacer frente a cualquier adversidad que se presente con una actitud positiva. 

El equilibrio emocional se puede ver dañado por diversas causas, ya sean situaciones más comunes como puede ser el estrés, la pérdida de un trabajo o una separación sentimental, o bien por circunstancias más trascendentales como puede ser la muerte de un ser querido o el padecimiento de una enfermedad grave. 

Sea cual sea el motivo por el que existe un desequilibrio emocional, es posible conseguir una estabilidad que ayude a ver estos problemas con otra actitud. Pero para ello es necesario seguir una serie de pautas que ayuden a alcanzar de nuevo el equilibrio. 

Las 14 claves para alcanzar equilibrio emocional 

Conseguir estabilidad emocional puede parecer un proceso complicado, sobre todo si se está inmerso en un momento de desequilibrio, pero con esfuerzo, atención, paciencia y voluntad es posible conseguirlo. 

Y para ayudar durante el proceso, a continuación, se muestran 14 claves para alcanzar el tan deseado equilibrio emocional.

  1. Conocer las necesidades personales y establecer prioridades: es básico saber qué nos hace felices y llevarlo a cabo. También es importante asentar las prioridades a seguir, con el fin de evitar la aparición de estrés y para conseguir disfrutar en todo momento de cada actividad. 
  2. Fijar metas y objetivos y luchar por alcanzarlos: en la línea de lo anterior, saber hacia dónde vamos puede ayudar a determinar el modo de acción para llegar a cada meta. También es imprescindible tener siempre en mente dichos objetivos y realizar lo necesario para alcanzarlos, incluso si nos desviamos del camino es importante saber siempre cuál es la meta. 
  3. Focalizar la atención en las prioridades de cada momento: una vez establecidos los pasos a seguir y las prioridades, es necesario tener en cuenta la importancia de centrarse en cada actividad mientras se realiza, para hacerlo de manera eficaz. 
  4. Estar por encima de las preocupaciones y aceptar las adversidades: puede resultar complicado, pero es importante mentalizarse que se tiene cada situación bajo control, incluso las más complicadas. Pensar en lo que se puede o no se puede hacer en cada momento puede ayudar a dejar de preocuparnos en exceso y focalizar la energía en las acciones que permiten avanzar. 
  5. Reflexionar acerca de las emociones que se sienten: entender los sentimientos y las emociones en cada momento puede ayudarnos a anticipar los impulsos en los que estos derivan y a controlarlos. 
  6. Procurar tener una buena salud física: hay una expresión en latín clásico que dice mens sana in corpore sano, que significa “mente sana en cuerpo sano”. Y es que el bienestar mental está directamente relacionado con la salud física. Una enfermedad puede derivar en un estado anímico decaído. Además, mantener el cuerpo en perfecto estado pasa por practicar ejercicio y llevar un estilo de vida saludable, lo que potencia la producción de dopamina, conocida como la hormona de la felicidad. 
  7. Llevar a cabo los cambios necesarios para conseguir dicho estado de salud: relacionado con el punto anterior, cabe destacar que en algunas ocasiones un desequilibrio a nivel físico, como puede ser en el caso de la flora intestinal, puede afectar a nivel emocional. En estas situaciones, los complementos alimenticios como Aquilea QBiotics Bienestar Emocional pueden ayudar a equilibrar la microbiota y así regular el estado de ánimo. 
  8. Saber tomar decisiones, incluso en momentos difíciles: tomar las decisiones necesarias en todo momento nos ayuda a tomar las riendas. Es importante plantearse que, sea cual sea la decisión final, será la acertada, porque así lo creíste en su momento. Además, no hay ninguna decisión que sea irreversible, por lo que no hay que frustrarse al tomar cualquier determinación. 
  9. Relacionarse con el entorno: pasar tiempo de calidad con otras personas puede fortalecer el carácter y ayudar a una persona a enfrentarse a la adversidad. Además, cosechar relaciones estables puede hacer que, ante un problema, haya personas que nos ayuden a afrontarlo. 
  10. Cuidar las relaciones sociales sanas y desechar las tóxicas: relacionarse es importante, pero hay que cuidar con quién se hace. Identificar aquellas personas que nos ayudan y aquellas personas que nos lastras y priorizar las primeras es sumamente importante. 
  11. Practicar la gratitud: dar gracias por todo aquello positivo de la vida puede ayudar a ver que existen razones por las que seguir adelante y por las que ser feliz. 
  12. Vivir el presente: puede ayudar a limitar las preocupaciones. Estar siempre pendiente de situaciones que ocurrieron en el pasado y que no se pueden cambiar o aquellas que están por llegar y que no se pueden controlar puede desestabilizar mentalmente a cualquiera. 
  13. Aprender a expresarse correctamente: la comunicación puede ser la solución a muchos de los problemas del día a día, por eso hay que aprender a expresarse, no solo saber qué decir, sino saber cómo decirlo. 
  14. Meditar: la meditación ayuda a controlar las emociones, entenderlas y aclarar la mente. 

Impacto de poseer un equilibrio emocional en tu vida 

Ahora bien, ¿por qué es tan importante tener equilibrio emocional? Lo principal y más importante que aporta la salud mental es la tranquilidad. Y cuando alguien está tranquilo tiende a tomar mejores decisiones, ya que puede pensar con claridad. 

También es posible, gracias al equilibrio emocional, afrontar todo tipo de problemas con energía, entendiendo la situación y valorando todas las opciones posibles. 

Facilita también las relaciones con otras personas y, más importante aún, con uno mismo. 

Otras herramientas para lograr un equilibrio emocional 

Además de las claves previamente mencionadas que se pueden trabajar a nivel mental, es posible potenciar la consecución de equilibrio emocional a través de algunas sencillas actividades que se pueden llevar a cabo en el día a día. 

  • Establecer una rutina clara y seguirla día a día aporta tranquilidad, ayuda a ser más productivo y disminuye el estrés. 
  • Dormir las horas adecuadas permite estar descansado y pensar con claridad, permitiendo tomar las decisiones correctas. 
  • La práctica habitual de ejercicio ayuda a que nos sintamos mejor con nosotros mismos y a cuidar la salud física. 
  • Los hobbies ayudan a despejar la mente, a retarse a mejorar e, incluso, a conocer gente nueva. 
  • Conectar con la naturaleza cada cierto tiempo y salir de la rutina puede ayudar a conectar con uno mismo y a restablecer las necesidades y prioridades. 
  • Crear un diario de emociones donde plasmar cada una de ellas, identificándolas y analizándolas puede ayudar a entenderlas y a saber cómo actuar cuando aparecen. 

Ha quedado clara la importancia de alcanzar el equilibrio emocional, ahora solo es cuestión de ponerse manos a la obra hasta conseguirlo. 

Julia Cotino es diplomada en Literatura Hispánica y Máster en Literatura Creativa por la Universidad Autónoma de Barcelona. Redactora en diversos medios online y blogs especializados. Twitter | Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre