jueves, 13 junio 2024 |

Actualizado a las

23:26

h CEST

Contacto  |  Publicidad   | 
24.8 C
Madrid

Unos científicos de China logran cultivar arroz en el desierto gracias a tecnologías de control ambiental

Las tecnologías de iluminación LED y soluciones nutritivas aceleran el crecimiento de las plantas.

Científicos de la Academia China de Ciencias Agrícolas han logrado un hito en la agricultura al cosechar el primer lote de arroz cultivado en el desierto. 

Este innovador cultivo se llevó a cabo en invernaderos especializados situados en la región de Xinjiang Uigur, al noroeste del país, utilizando avanzadas tecnologías de control ambiental.

Según Yang Qichang, el científico jefe del Instituto de Agricultura Urbana (IUA), el arroz se cultiva en estructuras de tres capas bajo un control ambiental preciso dentro de los invernaderos desérticos. 

Este método permite reducir el ciclo de crecimiento a solo dos meses, la mitad del tiempo requerido por los métodos tradicionales. 

Este logro se apoya en los avances anteriores del equipo de Yang en la fábrica de plantas en Chengdu, provincia de Sichuan, donde en 2021 se logró acortar el período de crecimiento por primera vez mediante tecnología de reproducción rápida.

El clima riguroso del desierto de Hotan, lejos de ser un impedimento, ha sido aprovechado por los investigadores debido a sus largas horas de sol y la marcada diferencia de temperatura entre el día y la noche, creando condiciones óptimas para el cultivo. 

Yang señala que estas características geográficas, combinadas con la aplicación de iluminación LED dinámica, soluciones nutritivas específicas y tecnologías de cultivo sin suelo, han permitido acelerar el crecimiento de las plantas.

Shi Dawei, investigador asistente del IUA, destaca que el clima desértico ofrece abundantes recursos de luz y calor, presentando un potencial significativo para la agricultura protegida.

Este enfoque innovador abre nuevas posibilidades para la producción sostenible de alimentos en Xinjiang, región conocida por sus condiciones extremas.

Además, la utilización de tecnologías de eficiencia energética ha permitido reducir significativamente los costos operativos de los invernaderos en el desierto de Hotan. 

Yang explica que el costo de construcción de estos invernaderos es de 350 yuanes (aproximadamente 44,3 euros) por metro cuadrado, lo que representa alrededor de un tercio del costo de los invernaderos en los Países Bajos. 

Asimismo, los costos operativos son aproximadamente el 25 por ciento de los de los invernaderos holandeses, reconocidos mundialmente por su avanzada agricultura basada en instalaciones.

Yang anticipa que en el futuro, tanto los costos de construcción como los de operación de estos invernaderos podrían reducirse aún más mediante el uso de energía verde, mecanización e inteligencia artificial, lo que los haría altamente competitivos a nivel internacional. 

Este avance en la tecnología de cultivo rápido de invernaderos desérticos proporciona un sólido respaldo técnico para la producción anual de cultivos y el cultivo acelerado en Xinjiang.

El equipo de Yang también ha investigado tecnologías clave para el cultivo rápido de otros cultivos básicos como la soja, el maíz y el trigo, así como de la colza, el algodón y la alfalfa en los invernaderos desérticos de Hotan. Sus esfuerzos representan un avance hacia una agricultura más sostenible y eficiente en regiones tradicionalmente desfavorables para el cultivo.

El proyecto no solo busca transformar la agricultura en áreas desérticas, sino que también tiene implicaciones importantes para la seguridad alimentaria global. 

Con el crecimiento de la población mundial y el aumento de la demanda de alimentos, encontrar nuevas formas de cultivar en terrenos inhóspitos se vuelve esencial. La capacidad de cultivar arroz en el desierto podría inspirar proyectos similares en otras partes del mundo con condiciones climáticas extremas.

Este logro también subraya el papel de la tecnología en la modernización de la agricultura. La aplicación de tecnologías avanzadas como la inteligencia artificial y la iluminación LED dinámica no solo mejora la eficiencia, sino que también reduce el impacto ambiental de las prácticas agrícolas tradicionales. 

Los invernaderos desérticos representan una alternativa sostenible y prometedora para la producción de alimentos en el futuro.

La iniciativa ha recibido elogios por su potencial para revolucionar la agricultura y proporcionar soluciones viables para la producción de alimentos en áreas desérticas. 

Cinco Noticias / Ciencia & Tecnología / Unos científicos de China logran cultivar arroz en el desierto gracias a tecnologías de control ambiental

Cita esta noticia

Pincha en el botón "Copiar cita" o selecciona y copia el siguiente texto:

Cinco Noticias, Redacción. (2024, 31 mayo). Unos científicos de China logran cultivar arroz en el desierto gracias a tecnologías de control ambiental. Cinco Noticias https://www.cinconoticias.com/cientificos-china-logran-cultivar-arroz-desierto-gracias-tecnologias-control-ambiental/

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre