Budapest más allá del Danubio: qué visitar en la ciudad

4
(1)

Budapest es considerada la perla del Danubio. La ciudad de Hungría cuenta con un encanto que no desaparece ni de día ni de noche.

Dentro del listado Destinos muy baratos para viajar, elaborado por los expertos de Lugarnia, Budapest se encuentra en tercer lugar. De hecho, fue nombrada en el reporte cultural de Post Office Travel Money como uno de los destinos más económicos del mundo.

Es una ciudad cargada de cultura, con propuestas de locales y cafés históricos, con teatros en los que se puede disfrutar de la ópera o de alguna obra de ballet. Hay muchas cosas por hacer en cada visita, pero estas son algunas de las más interesantes.

Parlamento de Budapest

Es la construcción más conocida en la ciudad. Aquellos que decidan pasear en crucero obtendrán una de las mejores vistas. El interior es elegante y cuenta con decoraciones que poseen tanto mármol como oro.

Puede ser visitado por turistas. De hecho, la visita guiada tiene una duración de 45 minutos. Esta opción permite conocer con mayor profundidad su historia. Es posible comprar entradas con antelación o apuntarse a un tour a través de la web.

El edificio cuenta con un estilo ecléctico y fue diseñado por Imre Steindl en 1902. Está compuesto por 691 habitaciones. Sin embargo, no todas pueden ser visitadas.

En el ala norte se sitúa la corona de San Esteban, el ícono nacional de mayor importancia.

Puente de las cadenas

Es el encargado de unir Buda con Pest. Los alemanes lo destruyeron durante la Segunda Guerra Mundial y su reconstrucción fue completada en 1949.

Es una edificación impresionante que resalta por su belleza. Se recomienda visitarlo durante la noche, cuando cobra un encanto particular.

Es el puente más antiguo de la ciudad.

Palacio Real

También conocido como el Castillo de Buda. Fue también una construcción que sufrió graves daños durante la Segunda Guerra Mundial. De hecho, quedó casi en ruinas y fue reconstruido posteriormente.

Es un representante del estilo arquitectónico neoclásico. Se puede llegar a la cima de la colina donde se ubica a través del funicular. Ofrece vistas únicas de la ciudad y en su interior se encuentra tanto la galería nacional, como el Museo de Historia de Budapest.

Ha sido reconstruido al menos una docena de veces en los últimos 700 años.

Balnearios

Conocida por sus tradicionales balnearios termales, Budapest cuenta con unos 118 en toda la ciudad. La mayoría fueron construidos en 1566 y puede que se trate de las construcciones con una mayor influencia turca de la ciudad.

Hay tres propuestas que destacan: el balneario de Széchenyi, el balneario Gellert y el balneario Rudas.

El primero es uno de los balnearios de mayor tamaño de toda Europa. El segundo se sitúa dentro de un hotel y cuenta con una decoración llamativa, con estatuas y mosaicos incluidos. También ofrece otro tipo de propuestas, como masajes, saunas, piscinas en el exterior, con olas y hasta piscina para niños.

El balneario Rudas es conocido por su piscina octogonal, situada debajo de una cúpula. Cuenta también con diversas opciones de piscinas y servicios.

Puntúa este contenido

Puntuación: 4 / 5. Votos: 1

Miguel Medina

Especialista en Comunicación Digital y Social Media. Content Manager, Editor y Redactor de Contenidos Web en diferentes revistas y medios de prensa online. Prosélito devoto del Lean Writing. Desayuno datos, almuerzo datos y ceno datos. El lector es el único que siempre tiene razón.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre