Nuevas tendencias apuntan al bienestar emocional tras un aumento de senos

0
(0)

El aumento de pecho, también denominado mamoplastia, se practica colocando implantes justo debajo del tejido mamario y de los músculos ubicados en el tórax, como parte de un procedimiento estético para mejorar la imagen de la mujer.

En casos de pacientes que requieren de una reconstrucción, esta cirugía les permitirá superar una enfermedad. Antes de someterse a esta intervención, es necesario contar con la asesoría de un especialista que evalúe su condición médica y los riesgos para evitar eventos indeseados.Si se encuentra en Madrid, el doctor Guilarte podrá guiarle durante todo el proceso, pues es un cirujano plástico con amplia trayectoria y gran reconocimiento en la práctica de la medicina estética.

Hoy en día, los especialistas en aumento de pecho utilizan la mejor tecnología disponible en el mercado para que la intervención sea lo más segura posible, sin ningún tipo de complicación. Cautivados por la belleza de la mujer y la perfección del cuerpo humano, realizan un abordaje personalizado, conservando la naturalidad en la anatomía.

Con años de experiencia, la prioridad es el bienestar emocional de las pacientes. En España la cirugía plástica se realiza con la visión de eliminar complejos que a diario condicionan a la mujer, ya sea porque tenga alguna condición de nacimiento o porque le haya quedado alguna secuela tras otra intervención quirúrgica.

La medicina constantemente se va renovando, por eso es importante estar al día con las nuevas tendencias en aumento de pecho. Un especialista le ofrecerá una solución individual, elevando o mejorando la forma de sus senos, de acuerdo con lo que arroje la primera consulta.

Razones para practicarse un aumento de senos

Muchas pacientes pueden hallar una solución a su apariencia física, sobre todo en casos en los que el pecho es muy pequeño o al tener un seno más grande que el otro. También hay quienes desean renovar su apariencia después de un embarazo o corregir detalles que haya dejado otra intervención.

Lo importante es mantener en todo momento la comunicación con su cirujano plástico para que tenga en cuenta cuáles son sus expectativas y así, pueda trabajar mejor para alcanzar el resultado que desea. Será la persona indicada para alertarle sobre posibles riesgos, entre los cuales podemos mencionar: infecciones, dolor, cambios en la sensibilidad, pérdida o rotura del implante y tejido en cicatrización que en principio puede distorsionar la forma del pecho.

Si acude a los mejores médicos, no tendrá motivos para preocuparse. Al salir de la consulta, comienza la fase de preparación. A estas alturas, ya debe conocer cuáles son los tipos de implantes y las técnicas quirúrgicas, pues le aplicarán la que sea más conveniente.

De acuerdo con sus condiciones clínicas, podrá ser dada de alta el mismo día. Algunos especialistas prefieren aplicar anestesia local, manteniendo a las pacientes despiertas durante todo el procedimiento. Otros optan por colocar anestesia general, a fin de reducir el nerviosismo y los niveles de estrés.

Procedimiento

En primer lugar, el cirujano realiza una incisión, bien sea debajo de la mama, debajo de la axila o debajo del pezón. Al separar los tejidos mamarios de los músculos y del pecho, va creando una especie de bolsillo que puede ir situado delante o detrás del músculo pectoral. Allí irá el implante, centrado detrás del pezón.

Hay unos implantes que se introducen vacíos y después de que se ubican en el pecho, se llenan con solución salina. También están los de silicona que se llenan antes del procedimiento con gel. Una vez que todo se encuentre en su lugar, se cierra la abertura y se toman puntos. La paciente llevará un vendaje con tiras adhesivas para sellar nuevamente la piel.

Después de la cirugía el dolor cederá progresivamente, al igual que la inflamación. Es común que aparezcan algunos hematomas, pero no debe ser síntoma de alerta. Con el tiempo las cicatrices serán menos notables. Lo recomendable es que durante la fase de recuperación, la paciente utilice un sostén deportivo, con la finalidad de obtener soporte para los implantes y mantenerlos en su lugar.

Puntúa este contenido

Puntuación: 0 / 5. Votos: 0

Miguel Medina
Especialista en Comunicación Digital y Social Media. Content Manager, Editor y Redactor de Contenidos Web en diferentes revistas y medios de prensa online. Prosélito devoto del Lean Writing. Desayuno datos, almuerzo datos y ceno datos. El lector es el único que siempre tiene razón.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre