sábado, 25 junio 2022 |

Actualizado a las

6:29

h CEST

16.7 C
Madrid

Acero inoxidable: el más versátil de los metales

0
(0)

Instrumentos médicos y quirúrgicos, joyas, utensilios de cocina, piezas de carrocería y estructuras industriales o arquitectónicas, todos estos elementos tienen en común el material de origen. Se trata de un metal tan versátil que permite crear desde piezas tan delicadas como un hermoso anillo de mujer, hasta una resistente u en acero inoxidable para una edificación.

En esencia, el acero inoxidable es una aleación de acero y un bajo porcentaje de cromo, que resiste muy bien a la corrosión, altas temperaturas y rayos ultravioletas. Es higiénico, duradero y muy noble.

Es posible encontrarlo- en sus diferentes presentaciones- en todos los aspectos de nuestra vida. Y la razón detrás de esto es que su resistencia, durabilidad e higiene lo convierten en la opción favorita para la elaboración de artículos quirúrgicos, alimentarios, accesorios, o herramientas. Es posible que nunca notaras la presencia de este material en el entorno, y si ese es el caso en esta oportunidad revisaremos sus usos más comunes.

Joyería variada

Aunque los metales preciosos son los protagonistas en esta área, el acero inoxidable está comenzando a considerarse “la nueva plata esterlina” por su resistencia y larga duración. Además, las prendas de este material suelen tener un precio más asequible, lo que las hace aún más populares entre los compradores.

En el mercado se encuentran anillos, aros, pendientes, colgantes, cadenas, collares y pulseras. Son joyas que soportan muy bien el uso y desgaste diario, no se rallan en exceso, se limpian fácilmente y son hipoalergénicas.

Además, el acero inoxidable -tratado correctamente para este propósito- posee un brillo y una apariencia casi idéntica a la plata.

Construcciones resistentes

Sin duda la principal característica de este metal es la resistencia. Por eso en la construcción se utiliza mucho para estructuras que deben resistir a condiciones extremas, ya que absorbe considerablemente el impacto sin fracturas, gracias a su ductilidad.

En este sector, el acero inoxidable destaca por su versatilidad. Se encuentra en barras, vigas, arcos, acabados superficiales, puertas, barreras, aplicaciones arquitectónicas y estructuras industriales. Al inicio solo se recomendaba su uso como revestimiento metálico, pero con el avance de la tecnología se ha podido estudiar a profundidad este meta para así aprovechar al máximo propiedades como el factor anticorrosivo, poco mantenimiento necesario, fácil fabricación y solidez estructural (importante para edificaciones antisísmicas).

Además, este es un material totalmente reciclable y reutilizable.

Uso en el área médica

El acero inoxidable de grado quirúrgico posee un mayor porcentaje de cromo, entre otros componentes como níquel y molibdeno. Esto lo hace resistente a la oxidación, sin importar la humedad del ambiente, el pH de la piel o la interacción con fluidos corporales. Es fácil de esterilizar y se encuentra en implantes ortopédicos, utensilios quirúrgicos, agujas, grapas, portasueros, válvulas y muchos otros elementos.

Industria alimentaria

El acero inoxidable es tan seguro para el uso del ser humano, que además de ser popular en el rubro médico también es muy popular en el sector alimentario. Hoy en día existen utensilios de cocina elaborados con este material, como cuchillos, cucharas y cubiertos, batidores, cucharones.

También se encuentran vajillas completas y vasos térmicos. Pero a nivel industrial, el acero es el material predilecto para mobiliario, fregaderos, mesas, cocinas, insertos, planchas y mucho más. Esto debido al sus características higiénicas y de fácil limpieza, que son vitales en el momento de trabajar con alimentos. Estas son solo algunas de las aplicaciones de este metal noble, que ha venido a mejorar muchos sectores cotidianos.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre