Ab Urbe Condita: La Roma de la gens Valeria [Entrevista]

4.7
(10)

Ab Urbe Condita, editado por Grupo Edaf, es una novela colectiva creada por miembros de Divulgadores de la Historia asociación a la que pertenezco junto con El Día de la Romanidad. En esta novela se narran los momentos claves de la historia de Roma desde su fundación hasta finales del siglo V d.C. Un viaje a la antigua Roma a través de la gens Valeria. Todos los derechos de autor generados por la venta de esta obra se han donado, por parte de los autores, a la asociación Historia, Arte y Cultura de Alcántara.

Ab Urbe Condita nació de una idea original del escritor Manuel Martínez Peinado, miembro de Divulgadores de la Historia, y posteriormente se le unieron al proyecto en calidad de coordinadores del mismo, Federico Romero, presidente de la asociación Divulgadores de la Historia, y Sergio Alejo, historiador y escritor, miembro de la Junta directiva, y a quien tenemos hoy el privilegio de poder entrevistar.

Maribel: Hola Sergio
Sergio: ¿Qué tal, Maribel?

M: En primer lugar, y antes de entrar en el meollo, quisiera preguntarte, ¿qué es una novela colectiva?

S: Pues a diferencia de lo que viene siendo habitual encontrar, se trataría de un proyecto común en el cual varios autores colaboran para dar forma a una obra. En este caso, Ab Urbe Condita, sería eso, un compendio de historias individuales, escritas por varios autores, todos ellos miembros de Divulgadores de la Historia, que forman una novela histórica en este caso. Así, cada autor se ha encargado de escribir un capítulo, que pese a ser independiente del resto, guarda un nexo en común con el resto: la pertenencia a la gens o a la familia de los Valerio, una de las familias más antiguas e importantes de la historia de Roma.

M: ¿Cómo surgió la idea de Ab Urbe Condita?

S: Verás fue nuestro compañero Manuel Martínez Peinado, al que has nombrado en la introducción el que nos lo propuso. Bueno, primero a Federico y luego ambos imagino que pensaron en mí para tratar de darle algo de forma al proyecto que tenían en mente. Lo cierto es que me pareció muy interesante desde el primer momento, y les agradecí que contaran conmigo para esto.

Los tres somos escritores y por lo tanto vimos que la idea era absolutamente magnífica y que podía llevarse a buen puerto teniendo recursos y ganas como era el caso. Además, contábamos con muchísimas personas talentosas detrás que estábamos convencidos que se animarían a participar.

Y evidentemente, no nos equivocamos.

M: ¿Te inspiró alguna persona o alguna situación en particular?

S: Ya te digo que le debemos a Manuel la idea inicial, y él fue quién nos transmitió la ilusión por realizar un proyecto en el que se debían involucrar tantas personas y sobre todo tantos estilos literarios diferentes. E ahí la gracia de leer este tipo de novelas.

Como lector puedes apreciar el toque de cada uno de los escritores. Cada capítulo lleva la marca del autor, y eso es también algo que lo hace único.

M: ¿Quiénes son los autores?

S: Verás, somos muchos, pero podríamos haber sido aún más. Vamos a enumerarlos por orden de redacción de capítulos, que responden también al orden cronológico. De hecho, la novela está dividida en tres grandes bloques.

El primero recoge varios relatos correspondientes a los tiempos de la Monarquía y la República, y los autores que participan son: Juan Luís Gomar Hoyos, el propio Manuel Martínez Peinado con dos relatos, Luis Manuel López Román, Esperanza Varo Porras y Arnau Lario Devesa.

El segundo gran bloque está dedicado al Alto Imperio. Este se abre con un relato mío, y me siguen Antonio Taboada Abadías, Ángel Portillo Lucas, Eduardo Cabrero Alonso y Juan Manuel Palomino.

Y el tercer bloque es el que dedicamos al Bajo Imperio. Ahí vuelvo a abrir yo con otro relato, y me siguen Antonio Teruel, José Mari Escalante, Ana Iturgaiz y como no, Federico Romero, el otro de los coordinadores del proyecto. Así que como ves, somos un buen elenco de escritores los que hemos dado forma a esta novela.

M: ¿Cómo fue la selección de los autores?

S: Inicialmente se lanzó la convocatoria en abierto para todos los miembros de Divulgadores de la Historia que estuvieran interesados en aportar su granito de arena a este proyecto. Se eligieron a los que he nombrado antes, y tenemos que decir que alguno se enteró tarde y se quiso apuntar cuando ya todo estaba en marcha. Le dijimos que lamentándolo mucho ya no se podía entrar, pero le animamos a estar atento a futuras iniciativas de este estilo, ya que estamos convencidos de que las habrá.

M: ¿Por qué la historia de Roma? 

S: Te voy a responder con una frase de la película Gladiator. “Roma es la luz”… No sé si me he explicado… Lo cierto es que a todo el mundo le gusta Roma. Ya sea por los libros, por las novelas, las series o las películas o incluso por otras disciplinas como la recreación histórica. Todos los que participamos de esta novela somos o bien historiadores, o escritores, o blogueros, o incluso todas esas cosas. Y a todos nos gusta escribir y Roma. Así que. como puedes apreciar, la combinación es perfecta. ¿Qué puede salir de eso?

Además, nosotros somos la herencia de Roma. La Romanidad está presente en todos los rincones del Orbe, al menos en aquellos que formaron parte de los territorios de la misma. Pero sabemos que incluso llega más allá. Roma dejó una huella perpetua en nosotros, somos el sustrato de esa monarquía, de esa República y de ese Imperio. Forma parte de nuestras vidas, y con esta obra hemos querido rendir homenaje precisamente a eso.

M: Hay muchas obras colectivas que no llegan a buen puerto por el incumplimiento de algunos, ¿cómo conseguisteis vosotros que eso no ocurriera?

S: Aplicando la fórmula perfecta. Implicación y pasión por parte de los autores. No es una tarea sencilla, pero cuando cunetas con las ganas, todo es más sencillo. Debo reconocer que los participantes fueron rapidísimos a la hora de escribir sus relatos.

Cumplieron con creces los tiempos acordados, lo que denota su alto grado de implicación. Fue tarea de los tres coordinadores irlos motivando continuamente, y sobre todo frenarlos en su ímpetu por ver publicada la obra. Lo cierto es que estamos orgullosos de haberlo conseguido, pero tengo que reconocer que la clave es que la gente tenga ilusión por esto.

M: El libro cuenta con el apoyo del Día de la Romanidad. ¿Qué clase de apoyo puede dar el día de la Romanidad a la novela?

S: Primero que uno de sus fundadores es coordinador del proyecto y escritor de uno de los relatos, Federico Romero. Segundo que como Día de la Romanidad surgió también de la asociación Divulgadores de la Historia, es como estar en familia. Todos los que pertenecemos a esta gran asociación apoyamos los proyectos que surgen y colaboramos en la medida de lo posible.

Además, otro de los fundadores del Día de la Romanidad, León Arsenal, un consolidado escritor profesional, ha hecho las veces de agente literario de todos nosotros para conseguir la publicación de la novela a través de la Editorial Edaf, a la que estamos más que agradecidos por la confianza depositada en nosotros. Así que como ves, Ab Urbe condita y Día de la Romanidad van estrechamente unidad, y estamos orgullosos de ambos proyectos.

M: Los royalties, es decir, los derechos de autor, se destinan a una causa solidaria, la defensa del Puente de Alcántara. ¿Por qué elegisteis donar los derechos de autor a este puente?

S: El Puente de Alcántara fue construido a principios del siglo II d. C. por el arquitecto romano Cayo Lulio Lacer para salvar el cauce del río Tajo. No es un puente cualquiera, es “el Puente”, como lo denominaron los árabes, una obra arquitectónica que pertenece a ese legado por el cual todos luchamos. Es un ejemplo de lo que los romanos nos han dejado, y evidentemente nos hemos dado cuenta que hay poco interés por parte de las administraciones a la hora de conservar ese legado.

Es cierto que el dinero se destina a otras causas que quizás sean más prioritarias, pero no debemos olvidar de dónde venimos, y eso se merece un respeto. De esta manera nosotros queremos aportar nuestro granito de arena en la preservación del magnífico patrimonio histórico y cultural que tenemos. Pienso que no todo es ganar dinero, sino que es más importante ayudar a aquellos que están luchando por conservar un símbolo de la Romanidad como es el Puente de Alcántara.

Nos llamó la atención el estado de abandono en el que se hallaba y como a día de hoy aún pasan por encima de él centenares de automóviles y camiones diariamente. Creemos que se merece algo más, y por ello hemos decidido que los royalties íntegros pertenecientes a los autores se destinen a la Asociación Historia, Arte y Cultura de Alcántara que lucha por la conservación de ese monumento tan especial.

M: Y por último, ¿por qué recomiendas comprar Ab Urbe Condita?

S: Primero, porque si te gusta la historia de Roma, no te puedes perder esta novela, que recoge algunos de los episodios más destacados de su larga historia, explicados todos ellos por los miembros de una de las familias más antiguas y que estuvieron presentes hasta el final del Imperio de Occidente.

Segundo, porque en las historias hay hombres y mujeres de la familia, y todos ellos tienen un elemento común que estoy convencido de que os gustará. En tercer lugar, porqué todos los autores han hecho un gran trabajo y han redactado historias increíbles, que incluyen un poco de todo y que estoy convencido de que gustarán a los lectores.

Y en cuarto y último lugar, porque el fin es más que loable y merece el apoyo de cuantos más mejor: conservar el Puente de Alcántara. Así que espero haber convencido a muchos lectores con todo lo que he enumerado.

M: Muchas gracias por la entrevista, Sergio. Un placer haberte tenido con nosotros y auguramos éxitos para esta novela y como no para la asociación Divulgadores de la Historia.

S: Un placer, Maribel. Y que los dioses provean.

Sergio Alejo Gómez
Sergio Alejo Gómez

Sergio Alejo Gómez es un apasionado de la historia antigua, escritor de la saga de novelas históricas “Las Crónicas de Tito Valerio Nerva”, “Herederos de Roma” y de los ensayos “¿Sabías que? Curiosidades del mundo antiguo” y “¿Sabías que? Un paseo por la antigua Roma”.

Puntúa este contenido

Puntuación: 4.7 / 5. Votos: 10

Maribel Bofill
Maribel Bofill
Profesora de formación vial y de música. Responsable del blog Gladiatrix en la Arena. Me apasiona la antigua Roma, motivo por el cual me convertí en divulgadora de la historia de Roma. Soy miembro de Divulgadores de la Historia y colaboradora habitual en ArraonaRomana.blogspot.com y en la revista Histórica.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

1 Comentario

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre