4 razones por las que las personas introvertidas pueden ser líderes altamente eficaces

En el mundo de los negocios se suele pensar que los buenos líderes deben ser extrovertidos y con grandes capacidades sociales. Pero, ¿es realmente cierto? Este artículo demuestra que no lo es y explica 4 ventajas de tener a personas introvertidas en cargos directivos...

Empresarios y directivos suelen pensar que contar con personas introvertidas como líderes puede ser arriesgado. En especial, porque las labores de liderazgo incluyen la gestión del equipo humano y la toma de decisiones.

Los introvertidos son conocidos por su calma y por su silencio, pero también cuentan con fortalezas que, de ser utilizadas correctamente, pueden aportar mucho a la empresa.

1. Capacidad de escuchar

Saber escuchar y comprender a los demás es básico para la resolución de problemas y para garantizar un buen trabajo en equipo. Hoy en día, las personas ponen el foco en emitir opiniones, más que en prestar atención a los demás.

Las personas introvertidas tienen muy desarrollada su capacidad para escuchar. Esto representa un claro beneficio para las empresas porque les permite tener en consideración las perspectivas de todas las personas involucradas, y hace que su equipo se sienta cómodo al expresar sus ideas.

2. Mayor cautela en la toma de decisiones

La calma que los caracteriza hace que evalúen a fondo las ventajas y riesgos de cada opción antes de tomar una decisión. Esto hace que sus elecciones bien pensadas tengan los resultados deseados, lo que es de gran importancia para cualquier corporación.

Tienen la capacidad de pensar de forma estratégica en lugar de apresurarse a tomar cualquier posición sin realizar el análisis correspondiente.

3. Se sienten cómodos al trabajar solos

En una empresa, el trabajo en equipo es vital, pero también es importante realizar labores de forma autónoma, en especial, aquellos que cuentan con puestos que requieren de liderazgo.

Trabajar solo puede presentar una incomodidad para extrovertidos, que prefieren estar constantemente relacionándose con otros, pero las personas introvertidas lo hacen de forma natural e pueden alcanzar mejores resultados gracias a ello.

4. Construyen relaciones más profundas

A los introvertidos les resulta difícil formar parte de conversaciones que incluyan grandes grupos de personas. Sin embargo, son capaces de entablar largas conversaciones de interés y que generan valor con las personas de forma individual.

Ese tiempo que se toman individualmente con cada compañero de trabajo hace que las conexiones entre ellos sean mucho más profundas; por tanto, tiene una gran capacidad de influencia.

Referencias:

Calificación: 4.8/5 (12 votos)