Sillas ergonómicas, sus ventajas para aumentar la productividad en el trabajo y el estudio

La ergonomía en el trabajo es fundamental para evitar dolores y enfermedades laborales. En la actualidad muchos trabajos son cada vez menos físicos y nos vemos obligados a pasar muchas horas sentados en una oficina frente a una pantalla de ordenador.

Nuestro cuerpo, que no ha sido concebido para esta tarea, sino para estar en constante movimiento, puede verse lastimado si no se alcanza la postura correcta. De este modo, saber adoptar una buena posición ergonómica ayuda a evitar problemas musculares, lumbalgias, tendinitis o dolores de espalda.

Antes de iniciarnos en el estudio de las sillas ergonómicas y su relevancia, más allá de eso es importante saber adoptar una buena postura mientras trabajamos o estudiamos. Ya se puede tener la mejor silla ergonómica que si la postura no es la correcta, este elemento no va a servir de nada y el resultado van a ser dolores musculares.

En la silla, la mejor postura pasa por una posición recta, con la espalda lo más derecha posible y bien pegada al respaldo para que no queden huecos a la altura de la zona lumbar.

Escoger un asiento ergonómico, una de las claves para garantizar una buena higiene corporal

Se conoce como higiene postural o corporal al conjunto de normas, consejos y actitudes posturales, tanto estáticas como dinámicas, que están encaminadas a mantener una alineación de todo el cuerpo con el fin de evitar posibles lesiones.

Su principal objetivo es aprender estas normas y hábitos para ayudar a proteger la espalda a la hora de realizar actividades de la vida cotidiana. Una correcta postura de pie, sentado o acostado es aquella que permite la realización de estas actividades con la mayor eficacia.

El aumento de trabajos de oficina obliga pasar mucho tiempo sentados frente a un ordenador. En estos casos se plantea como algo imprescindible contar con una silla ergonómica que sea regulable en altura y lo más adaptable posible para evitar las dolencias musculares anteriormente citadas.

Para toda aquella gente que pasa mucho tiempo sentada la mejor manera de evitar las dolencias ocasionadas por pasar muchas horas sentados son las sillas ergonómicas, ya que estas pretenden que adoptes una postura lo más natural posible conforme es tu cuerpo y lograr así un mayor confort y menos dolencia posible.

Las sillas y mesas tipo “stand desk”, esto es, las que son regulables en altura, ayudan a que el cuerpo se muestre más activo mientras trabajamos y esto evite, en la medida de lo posible, ciertos dolores de espalda.

Algunas mesas stand desk, en este intento por mejorar la higiene postural, incluyen alarmas que recuerdan que el máximo tiempo a permanecer sentados de manera continuada es de una hora.

¿Cuáles son los consejos más adecuados cuando se trabaja o estudia estando sentado?

Si nuestro trabajo es de oficina y tenemos que pasar diariamente ocho o más horas frente a una pantalla de ordenador, los pies deben estar completamente apoyados en el suelo y las rodillas han de estar al mismo nivel o por encima de las caderas.

La silla, con una suave prominencia en el respaldo, debe sujetar la espalda en la misma postura en la que la columna está al estar de pie. Cuando se gire el cuerpo, hay que girarlo todo a la vez.

En cuanto a la pantalla del ordenador, ha de poder orientarse e inclinarse y estar situada a unos 45 centímetros, frente a los ojos y a su altura, o ligeramente por debajo. La postura de las muñecas y el antebrazo es también importante, siendo la posición más adecuada la paralela con el teclado, con los codos flexionados a 90 grados.

Las consecuencias del sedentarismo

En trabajos tan sedentarios, como son los de oficina o los trabajadores que pasan horas conduciendo vehículos, el sedentarismo y la mala higiene corporal son fenómenos que pueden acarrear graves problemas de salud con el tiempo.

Más allá de estos trabajos, muchos estudios demuestran que la gente pasa cada vez más tiempo en casa y gasta su tiempo realizando actividades sedentarias. El tiempo medio que pasa una persona sentada es muy superior al que pasaban las anteriores generaciones. La tecnología ha traído muchos aspectos positivos en nuestra vida, pero también negativos y uno de ellos es el sedentarismo.

En los trabajos de oficina, además de adquirir una buena higiene postural y asientos y accesorios ergonómicos, es fundamental levantarse de manera periódica de la silla. Un estudio liderado desde la Universidad de Columbia, en Nueva York, ha revelado que pasar mucho tiempo seguido sentado aumenta el riesgo de muerte.

Los investigadores recomiendan levantarse cada media hora para reducir el efecto negativo del sedentarismo en la salud. En la actualidad, un adulto pasa una media de diez horas al día sentado.

A esto se suma que, según la OMS, un 60% de la población mundial no realiza la actividad física necesaria para obtener beneficios para la salud. Sin tener en consideración los asientos ergonómicos, son pocas empresas las que tienen en marcha planes activos para prevenir los males asociados al sedentarismo, por lo que sigue siendo una responsabilidad que recae en los propios empleados.

Calificación: 0/5 (0 votos)