miércoles, 5 octubre 2022 |

Actualizado a las

8:03

h CEST

17 C
Madrid

Residuos químicos: enemigos silenciosos pero letales

Puntuación media: 0 | Votos: 0

La tecnología y la ciencia han avanzado tanto en la última década, que cada vez son más los materiales que permiten crear infinidad de productos para el uso humano. Cuanto más grande y globalizada es la industria, más nos exponemos a sustancias que tienen características corrosivas, explosivas, tóxicas o inflamables.

Los especialistas en logística de productos químicos LDH tienen claro cuáles son los puntos más importantes a considerar al respecto. A continuación detallamos tres puntos clave a seguir para evitar incidentes relacionados con residuos químicos peligrosos como ácidos, gases, disolventes, pesticidas, cloruro, oxidantes, y otros.

Claves para evitar incidentes relacionados con residuos químicos peligrosos

1. Leer las etiquetas y entender los peligros

La química rodea todo lo que hacemos. Al revisar las etiquetas de tus productos de limpieza más habituales, encontrarás una lista de ingredientes que no siempre son seguros para la salud.

Además, es importante que se sigan las instrucciones suministradas por el fabricante, ya que estas siempre suelen contener información sobre las posibles consecuencias, parámetros para almacenar o manipular el contenido, y medidas de seguridad.

Esto aplica a cada producto que se consume en la vida cotidiana. Líquidos para limpieza del hogar, pinturas, maquillaje, cremas, perfumes, medicamentos, entre otros.

Un ejemplo muy frecuente es el malestar que sienten quienes limpian sus baños mezclando lejía, desinfectante de suelos o alcohol. Esta combinación libera gases altamente tóxicos que pueden ocasionar un daño en el sistema nervioso, ocular y respiratorio.  En el peor de los casos, una exposición prolongada a estos químicos puede ser letal.

2. Conocer el entorno

Aún sin presentar ningún problema de salud o síntoma sospechoso, es bueno hacer una reflexión sobre los posibles elementos tóxicos que están en nuestro entorno. Si en el trabajo te expones a procesos industriales, obras de construcción, procedimientos científicos o de laboratorio, es importante tener el cuidado adecuado.

Hay que evaluar el grado de exposición al que nos enfrentamos y protegernos con los implementos necesarios. El uso de guantes, gafas, cascos, mascarillas y delantales siempre es recomendado. La prevención es vital para evitar incidentes.

Sin embargo, un punto destacado que tienen los químicos tóxicos es que su peligrosidad puede perdurar en el tiempo. Es decir, no solo te expones a ellos en el momento exacto en el que estás interactuando con el producto, sino que un mal almacenamiento y una limpieza inadecuada hace que el químico permanezca en un mismo lugar por mucho tiempo, evolucionando y generando problemas.

Esto se puede evidenciar en casos de personas que trabajan en gasolineras durante años y, a la larga, presentan complicaciones respiratorias debido a la constante cercanía que tienen con la gasolina.

3. Almacenamiento y transporte adecuado

Junto al uso correcto de estos químicos, se les debe dar un transporte y almacenamiento adecuado.

Por ejemplo, imagina que estás remodelando tu casa y es momento de pintar las paredes. Entre las compras realizadas se te olvidó pedirle a la tienda especializada el disolvente de pintura. Decides ir a buscarlo, coges el móvil y les avisas de que no necesitarás la entrega a domicilio ya que puedes ir en tu coche.

Todo parece resultar muy bien, pero cuando estás de camino a casa –con el disolvente en la parte de atrás del coche sin ninguna protección– tomas una curva y en la maniobra se derrama el producto en todo el interior del vehículo.

Son muchos los peligros que esta situación representa: te expones a los gases liberados por el producto, que se cuelan directamente al sistema respiratorio, y si intentaras levantar el envase del suelo, lo estarías manipulando con las manos exponiéndote a quemaduras químicas…

Esto y mucho más puede derivar de no tener el cuidado y la asesoría correcta en el momento de tratar con químicos.

Miguel Medina es especialista en Comunicación Digital y Social Media. Content Manager, Editor y Redactor de Contenidos Web en diferentes revistas y medios de prensa online. Prosélito devoto del Lean Writing. Twitter | Pinterest

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre