sábado, 25 junio 2022 |

Actualizado a las

2:07

h CEST

22.9 C
Madrid

Conoce qué son los Family Bankers y por qué pueden interesarte

0
(0)

La incertidumbre generada por crisis como la Covid-19 o la del conflicto en Ucrania ha hecho crecer la demanda de asesoramiento financiero por parte de las familias. La planificación financiera es cada vez más popular, y ha supuesto que el papel del asesor financiero cobre más importancia que nunca.

Sin embargo, el uso cada vez más frecuente de las herramientas digitales ha potenciado la demanda de una relación más estrecha y personalizada con el asesor. En ese contexto surge la figura del Family Banker: un asesor de confianza que se encargue de la educación financiera y guíe a sus clientes en función de su perfil específico. A continuación, te explicamos por qué ser Family Banker es una opción cada vez más interesante para los asesores financieros.

La creciente importancia de las finanzas personales

La crisis de los últimos años ha hecho crecer el miedo ante los imprevistos, y al mismo tiempo, ha generado una bolsa de ahorro considerable. En un contexto en el que la inflación merma nuestro poder adquisitivo, cada vez hay más clientes interesadas en planificar sus finanzas.

No sólo ha crecido el deseo de invertir: también aumenta el interés por saber cómo hacerlo. La preocupación por el ahorro de cara a cuestiones clave como la jubilación, por ejemplo, ha hecho que los inversores busquen un asesoramiento de calidad basado en su perfil, sus deseos, necesidades y objetivos de ahorro e inversión.
El Family Banker como aliado de confianza

Frente a crisis económicas como la derivada de la Covid-19, es lógico que los clientes necesiten establecer una relación de confianza antes de tomar cualquier decisión de inversión. En un contexto global en el que las herramientas digitales han hecho menos frecuente la comunicación cara a cara, el Family Banker estrecha la distancia con el cliente, y se convierte en un aliado de confianza en el asesoramiento financiero. 

En ese sentido, el Family Banker se caracteriza por establecer una relación basada en la empatía y el conocimiento de las metas y objetivos financieros de los clientes. Como profesional de las finanzas, acompaña al cliente y cuida de él en sus decisiones financieras, desde la compra de una vivienda hasta los planes de jubilación. 

Formación continua y flexibilidad laboral

El auge de la figura del Family Banker no sólo contribuye a satisfacer la demanda creciente por el asesoramiento personalizado: también impulsa la incorporación de profesionales al sector, permitiéndoles establecer lazos de confianza más estrechos y desarrollarse personal y profesionalmente. 

Además de lo anterior, el Family Banker se caracteriza por ser un profesional cualificado e independiente en formación continua: con posibilidades para desarrollar la actividad en función de su propio perfil, y la flexibilidad de su trabajo hace más fácil conciliar su vida profesional con sus circunstancias familiares.  En definitiva, el Family Banker está preparado para acompañar al cliente en la gestión de sus finanzas personales, algo especialmente apreciado en momentos de incertidumbre económica y sobreinformación digital. Una actividad en auge y que sigue consolidándose como una de las opciones profesionales con mayor futuro. 

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre