¿Estás pensando en crear tu propio negocio?

5
(1)

La crisis económica, la carencia de empleos, la alta competencia de personas muy preparadas o simplemente el deseo de vivir de forma independiente sin atender a las órdenes de un superior son algunas de las razones principales que aluden las personas que se deciden a iniciar su propia empresa.

En muchas ocasiones este emprendimiento se plantea como algo sencillo que simplemente se basa en comenzar a vender algo. Antes de tomar la decisión hay que saber que en realidad no resulta tan fácil y que el trabajo duro, el esfuerzo y la perseverancia van a ser especialmente necesarios durante las primeras etapas.

Tener claro el objetivo y establecer un método adecuado para llegar al mismo serán las claves esenciales para hacer el camino correcto hasta llegar a un negocio rentable.

Algunos tips para iniciar tu empresa

Antes de dirigirte a tu público con tu producto o servicio es importante seguir algunos útiles consejos para emprender. Esto es así porque resulta una tarea compleja que conviene estudiar con antelación para estar seguros de que andamos el camino adecuado.

1. Reflexiona sobre tu idea. Si tienes una habilidad especial, eres experto en alguna materia o simplemente tienes mucho interés por algún sector particular será mejor que relaciones tu negocio con esa disciplina. Será tu trabajo hasta que tú lo decidas por lo tanto siempre será mejor dedicarte a algo que te gusta y no optar por negocios que están de moda en un momento dado. Cuando creas que has tomado la decisión deja reposar la idea y vuelve a ella procurando dar otro enfoque y mirando con la mayor objetividad, esto te ayudará a tomar distancia, encontrar errores y mejorar el concepto.

2. Estudia el mercado dentro de tu sector. Es fundamental que conozcas a tu público objetivo, que reconozcas a la competencia, estudies las opciones ya existentes en el mercado y determines qué puedes ofrecer tú que mejore lo que ya existe. Tienes que encontrar la fórmula para diferenciarte del resto y atraer así a una mayor cantidad de potenciales clientes.

3. No pases por alto la importancia del plan de negocios. Puede que te parezca aburrido y complicado, pero no te preocupes, en realidad es un trabajo realmente sencillo y sus beneficios resultan muy superiores. Existen numerosos manuales que te pueden ayudar a elaborar un plan de negocio adecuado, utilízalos y en poco tiempo te darás cuenta de las grandes ventajas que tiene este esfuerzo. El plan de negocio te ayuda a conocer más en profundidad la adaptación de tu idea a una empresa real, te facilita la detección de posibles carencias y contribuye a encontrar las mejores formas para mejorar el concepto empresarial. Además, el plan de negocio también se convierte en una excelente carta de presentación cuando llegue el momento de buscar financiación, por esto debes cuidar la apariencia, la ortografía y el contenido, procura que el resultado sea profesional y no dudes en pedir ayuda si lo crees necesario.

4. Establece un presupuesto de inversión. El coste 0 es prácticamente imposible, siempre será necesaria una inversión mínima, aunque sea en cuestiones administrativas, para pagar a un asesor, para contratar a un diseñador o para adquirir los primeros productos y materias primas. Haz un estudio realista de la situación inicial de tu negocio en lo referente a la economía y añade un extra a las cuentas para establecer una inversión mínima inevitable. Esta es la mejor forma de evitar sustos llegado el momento.

¿Necesitas ideas para emprender con poca inversión?

Si la falta de liquidez es tu problema principal a la hora de dar el salto hacia la creación de un negocio propio, has de saber que existe una gran diversidad de empresas y sectores en los que puedes moverte sin necesidad de hacer un gran gasto. Este tipo de empresa suele operar a través de Internet porque así es posible trabajar desde casa con el ahorro que eso supone en gastos derivados del alquiler de un local o en la compra del material de la oficina o taller.

Trabajando desde casa puede apostar por negocios de redacción, por la creación de contenidos de vídeo para plataformas específicas o redes sociales, por la venta de productos manufacturados o a través del sistema de dropshipping, así como la venta de contenidos creativos de factura propia como ilustraciones, fotografías o diseño de productos.

Otros negocios que puedes ofrecer a través de Internet se pueden combinar con una posterior realización de forma presencial como el cuidado de mascotas o de niños pequeños. En este mismo sector se incluye también la oferta de clases particulares y de servicios de diferente índole que puedan realizarse a domicilio.

Para encontrar la idea que mejor se adapte a ti tendrás que pensar en tus habilidades personales, tus gustos, tu formación y las opciones que tienes de desplazamiento, material y herramientas necesarias para la elaboración del trabajo

Puntúa este contenido

Puntuación: 5 / 5. Votos: 1

Miguel Medina
Especialista en Comunicación Digital y Social Media. Content Manager, Editor y Redactor de Contenidos Web en diferentes revistas y medios de prensa online. Prosélito devoto del Lean Writing. Desayuno datos, almuerzo datos y ceno datos. El lector es el único que siempre tiene razón.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre